La correspondencia
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Amy (Olga Kurylenko) es una estudiante de doctorado que se arriesga demasiado en su trabajo de doble en películas. Su vida dará un vuelco cuando aparezca Ed Phoerum (Jeremy Irons), un profesor de astrofísica que la ayudará a reconciliarse con su pasado, su presente y su futuro.

Olga Kurylenko (To the wonder) y Jeremy Irons (Reversal of fortune) protagonizan La Corrispondenza, una película escrita y dirigida por Giuseppe Tornatore (Cinema Paradiso) con banda sonora de Ennio Morricone (The hateful eight). Todos los ingredientes para disfrutar de buen cine.

Pero al director ganador de un Oscar, hay algo que le falla. Al igual que le pasó con La mejor oferta, aquí Tornatore se vuelve a encontrar con todos los elementos perfectos para hacer una película espectacular, pero, sin saber por qué, el film no acaba de cuajar y convencer al público, que se va de la sala pensando que podría haber visto algo mucho mejor de lo que ha acabado viendo.

La correspondencia

Así pues, Tornatore nos cuenta aquí la historia de amor entre Amy y Ed, dos amantes con una gran diferencia de edad que empiezan un romance que dura ya seis años. Al inicio de su relación, él le pregunta a ella si puede pensar en algo que no sepa el uno del otro, cuestión que será el hilo conductor durante todo el film. Cuando un día se tienen que distanciar, empiezan una relación basada en videoconferencias, llamadas telefónicas y correos. Pero todo cambia cuando un día Ed es dado por muerto, aunque Amy sigue recibiendo mensajes suyos. Así, la historia se convierte en un acto desesperado de la protagonista por saber qué le ha pasado a su amado mientras sigue recibiendo su correspondencia.

Quizás una de las razones por las que La correspondencia no acaba de convencer es su artificialidad. La del lenguaje, sobretodo. Como también le pasó en La mejor oferta, nos encontramos con un guión demasiado técnico y correcto, con un lenguaje totalmente formal, casi basado en una traducción literal, más que en la realidad de las oraciones. Así, también la química entre los protagonistas se ve afectada, más allá del poco intento interpretativo de ambos para demostrar un amor tan pasional y casi platónico.

La correspondencia no es, ni por asomo, la mejor película de Tornatore, ni de ninguno de los miembros del equipo artístico. Es entretenida y ligera, pero no es una gran pérdida si no da tiempo a verla en temporada vacacional.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X