De Stille Kracht
9Nota Final

“La obra maestra del escritor neerlandés Louis Couperus se convierte en una gran producción firmada por Ivo van Hove, un director con un prestigio que va más allá del mundo de la escena. Este y oeste se enfrentan bajo la lluvia.”

El Festival Grec 2016 dio la oportunidad el fin de semana del 2 y 3 de julio de poder ver De Stille Kracht (La Força Oculta), obra del neerlandés Louis Couperus, en la Sala Fabià Puigserver del Teatre Lliure. Un espectáculo único que, seguro, no dejó a ninguno de los asistentes indiferente.

Desde antes de empezar la obra, en el escenario ya está lloviendo mientras el compositor, director e intérprete musical, Harry de Wit, toca el piano. La lluvia será un recurso constante durante todo el espectáculo, y acompañará a los actores y al público en los momentos de más alta tensión que tienen lugar en escena, acelerando el pulso de los asistentes que se ven metidos dentro del monzón que se refleja.

Para Ivo van Hove, aunque la obra transcurra a las Indias holandesas, esta “explica una historia que es universal”. “El punto focal es la relación tensa entre dos culturas irreconciliablemente opuestas entre sí” nos explica el director del montaje. Su puesta en escena no se puede definir de otra manera que no sea espectacular. Vivir en directo el resultado es como estar viendo lo que uno reconoce como obra maestra, con una magnificencia y espectacularidad propia de las mejores producciones teatrales de la historia.

A pesar de ser un espectáculo en neerlandés (y gracias también a la sobretitulación en catalán), se transmite una fuerza y una veracidad por parte del reparto que hacen entendedora cada emoción y pensamiento que les pasa por la cabeza a los personajes. El protagonista, Aves Greidanus jr., se pone en la piel de un administrador de las Indias holandesas y nos hace ver a la perfección la evolución de la visión conservadora hacia una adaptación de los nuevos tiempos y las nuevas necesidades.

El texto del autor más internacional de la literatura neerlandesa, Louis Couperus, ya magnífico de por sí, pasa por la adaptación de Peter can Kraaik, quién lo convierte en la mejor versión posible, lista para que el director Ivo van Hove haga su trabajo a la perfección. Esperamos, pues, poder tener la suerte de volver a ver, en alguna temporada futura, De Stille Kracht (La Força Oculta).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies