aaa+ 2017 new fashion cheap replica watches review outlet uk.
enjoy the best price buy swiss fake chopard at low 30 - 40% discount price.
we have all the fake patek philippe.
enjoy the replikas izle brand and low price.
Joana 2015: BATALLA CAMPAL
10Nota Final

La estocada de la donzella

Una muchacha se pasea inocente entre los recuerdos dispersos de una juventud compartida. Aquí y allá, objetos que definen una generación, que nos catapultan hacia un pasado más sencillo, más ingenuo, esperan con una indiferencia casi inquietante. La muchacha pasea y sonríe. Sonría y recuerda. Al fondo, un músico coge una guitarra eléctrica y calibra los amplificadores. Una voz pregrabada nos pide la cortesía de apagar los móviles y dispositivos electrónicos. El espectáculo está a punto de comenzar.

De pronto, antes de que, como público, hayamos adoptado la postura de espectador, la chica se dirige a la mujer que tengo al lado y empieza a contar su historia. Con simpatía, con naturalidad, como dos viejas amigas que se encuentran casualmente. Y la historia se extiende a toda la sala, y los recuerdos se comparten y, sin saber cómo ha ocurrido, sin darnos cuenta, hemos viajado dentro del imaginario del personaje y experimentamos, en carne propia, la infancia de la doncella. Estamos atrapados en un cuento del cual no queremos escapar. Una rayas con tiza y trastos y juguetes viejos tirados por el suelo es cuanto ha hecho falta para hacernos caer en el juego. Jugamos. Volvemos a ser niños. Como la muchacha. Como la doncella. Y la vemos jugar. Y la vemos saltar y bailar. Y la vemos reír y bromear. Y la vemos asustarse cuando oye las voces. Y la vemos escuchar. Y la vemos aceptar, con el idealismo propio de los niños, la titánica tarea de acabar con todos los males del mundo. Y nos conmueve.

“- ¿Sabes pintar el mundo?- le pregunta la muchacha al guitarrista.
– Puedo probar.”- responde el músico.

Y los paisajes se dibujan mediante la música, y las torres del castillo se alzan, y aparecen patios de armas y las escaleras y los enormes pasillos y realizamos que hace un buen rato que las paredes de la sala han dejado de existir, suplantadas por un lienzo donde germina la imaginación. Juana muestra su espada de madera y, quijotesca, jura solemnemente luchar contra las fuerzas del mal que infectan el planeta. Y nos erguimos con ella. Y partimos a la batalla contra los ejércitos infernales de nuestra sociedad. Y vemos cómo la doncella lucha la batalla por la humanidad. Y la vemos sufrir. Y sólo es una niña rodeada de maldad. Y queremos rescatarla y luchar a su lado. Y lloramos de rabia cuando la silla nos recuerda nuestra condición de simples espectadores. Y queremos gritarle: ¡Corre! ¡Vete! ¡Sálvate! ¡No nos merecemos que luches por nosotros! Pero la Doncella no huye. I las murallas del mal se alzan más altas que nunca y… el resto, como suele decirse, es historia.

Éste es un espectáculo maravilloso. Una auténtica joya teatral. Tanto el texto, como la dirección, como, evidentemente, la interpretación, nos recuerdan por qué el teatro es el arte de la convención y que no hacen falta grandes presupuestos, ni grandes medios, ni escenografías obscenas, ni vestuarios de alta costura, para entrar dentro de una historia y sentirla como propia. Se trata de un monólogo de poco más de una hora de duración que contiene un viaje eterno y que evoca la temática del Bien contra el Mal, de la Luz contra la Oscuridad y que nos obliga a tomar partido.

La forma en que la combinación de texto, luz y música esculpen el espacio es absolutamente emocionante y denota un cariño, un perfeccionismo y una ilusión a la hora de trabajar de las cuales podrían tomar buena nota otras producciones de altos vuelos que han perdido todo respeto por el Teatro. Aquí, la actriz toma las riendas del espectáculo y del espacio, salta, chilla, lucha, lo da todo en escena para implicarnos y hacernos vivir la historia. Y lo consigue desde el primer momento.

La dramaturgia cósmica y obnubilante de Pablo Ley, la dirección quirúrgica de Ester Villamor, la dramaturgia musical hechizante y perfecta de Javier Gamazo y una enorme Raquel Ferri en el papel de Juana, construyen una perla ineludible de este Grec.

Sin duda, un imprescindible y una preciosa lección de idealismo, coraje, entrega y profesionalidad escénica que no puede ni debe ser ignorada. Una parte de mí siempre seguirá notando la estocada de la Doncella. A lo lejos, oigo una melodía en inglés. ¿Cómo era…?



Teatro: Eòlia Teatre
Web teatro
Autor del texto: Pablo Ley
Dirección: Ester Villamor i Pablo Ley
Intérpretes: Nom dels actors


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X