No hay nada, si eres amante del cine de terror, como sentarse en tu sillón y dejar que te asusten. Poseídos, demonios, exorcismos, monstruos, fantasmas, casas y muñecas malditas … la retahíla de opciones para hacerte saltar del asiento no se acaba nunca. Esta semana que se estrena la segunda película de los “Expedientes Warren” hacemos un repaso… ¿Qué nos asusta en la Finestra?

El exorcista

Quizás ahora, que ya estamos más curtidos, “El exorcista” ya no se ve como una de las películas más terroríficas, pero en 1973, el año que se estrenó, causó impacto. Adaptando la novela homónima de William Peter Blatty y con la banda sonora de Mike Oldfield que se te clava en el cerebro, sentó precedente. A partir de entonces exorcismos, gente durmiendo un metro sobre la cama y las babas verdes de la posesión se convirtieron en el orden del día.

Psicosis

Los sustos en blanco y negro son diferentes. Más elegantes, si desea . Sin sangre roja, debía ser un maestro para conseguir inquietar al espectador y hacerlo saltar del asiento. Y si hablamos de maestros , tenemos que hablar de Alfred Hitchcock. Escenas como la de la ducha en ” Psicosis ” no se olvidan fácilmente. Tampoco personajes como Norman Bates, el primer “serial killer” para muchos de nosotros.

Poltergeist

El cine de terror de los 80 sin duda está marcado por Poltergeist, dirigida por Tobe Hooper, director a su vez de La matanza de Texas y curiosamente además el primer gran éxito de Spielberg como productor. Un famoso televisor, una médium espiritual de baja estatura y una niña pequeña de pelo rubio que nos anunciaba que “ellos están aquí” son las imágenes míticas de la película imposible de olvidar.

REC

 

Jaume Balagueró y Paco Plaza inauguraron la saga de REC en el año 2007 y lo hicieron con éxito. Rodada desde un punto de vista naturalista y como falso documental, REC es la grabación de una periodista (Manuela Velasco) que asiste con un cámara a pasar una noche con el cuerpo de bomberos de Barcelona. El cuerpo recibe un aviso para acudir a un edificio de la ciudad en el que están acaeciendo sucesos extraños. Y a partir de aquí, susto tras susto… como demuestra el video de las reacciones del público durante la proyección de la película.


Evil Dead

Evil Dead”, rodada por Sam Raimi en 1981 y posteriormente realizada de nuevo por Fede Alvarez en 2013, es uno de los films de terror con más mal rollo por minuto. Desde su impactante inicio hasta su sanguinario final pasando por la cantinela del “We’re gonna get you”, es de esas películas que no te dejan dormir tranquilo y seguir que te tienen alejado de sótanos y cabañas en el bosque por una temporada. Porque ¿qué puede haber peor que acabar enfrentado a tus propios amigos poseídos por un demonio a base de hachas, sierras eléctricas o pistolas de clavos?

La mano que mece la cuna

No sólo las películas de terror sangriento nos han hecho agarrarnos a nuestras butacas. A finales de los 80 y principios de los 90 una oleada de películas de suspense afianzó las bases del thriller psicológico de psicópatas más allá de Hannibal Lecter. Desde “Atracción fatal” a “Mujer Blanca Soltera Busca…”, “Durmiendo con su enemigo”, “El buen hijo”, o “La mano que mece la cuna”, en la que Rebecca de Mornay hacía de las suyas como desequilibrada niñera. Qué miedo! El pulso firme del director Curtis Hanson, años antes de “L.A.Confidential”, consiguió algunas secuencias brillantes y llenas de sobresaltos.

The Ring

Hace unos años, el cine asiático y los correspondientes remakes norteamericanos llenaron las pantallas con una nueva presencia malévola: chicas blancas con largas melenas negras que sin decir palabra se dedicaban a atormentar y matar implacablemente a sus víctimas. Un mal con el que no se puede razonar y del que no se puede huir. Una de las más icónicas fue Samara, la niña a la que habían dejado por muerta dentro de un pozo y que desde las imágenes de una cinta de vídeo conseguí arrastrarse hasta el mundo real en la japonesa Ringu (Hideo Nakata, 1998) o la americana The Ring (Gore Verbinski, 2002).

El resplandor

La versión que hizo Stanley Kubrick de la obra de King no fue del gusto del autor: demasiados cambios e interpretaciones muy particulares de los temas que la novela trataba alejaban los dos productos. Sin embargo, “El resplandor” fílmico era una película muy potente, con imágenes muy perturbadoras y momentos de terror y de intriga. Junto a ellos algunas cosas un poco más ridículas, sobre todo si vemos la película en castellano con su polémico doblaje. Nos quedamos con la escena del triciclo, muy presente en las pesadillas de muchos y que alteró la percepción que teníamos de los pasillos de los hoteles.

La profecía

Richard Donner firma una de las películas de terror más desasosegantes del cine clásico. Junto a “El exorcista” y a “La semilla del diablo” forman un conjunto que marcó los miedos de toda una generación. En este caso, el Anticristo es el protagonista en la forma de un niño. No se puede ser más provocador. La música de Goldsmith también ayudaba a que cada escena, que huía de los sustos efectistas, consiguiese su propósito: dejarnos pegados a la butaca. Aquí la muerte del padre Brennan pero podríamos haber puesto tantas que le habríamos dedicado todo el artículo.

Arrástrame al infierno

El año 2009 Sam Raimi volvía al género que lo había visto nacer con “Arrástrame al infierno”. La película conserva aquel punto ácido de Peta-Z tan característico de films como “Posesión infernal”, “El ejército de las tinieblas” o “Braindead: Tu madre se ha comido a mí perro”, pero servido con un nuevo envase renovado, y un contenido único. Gritos y risas a partes iguales, gracias al humor ese humor a base de sangre, hígado y “blandiblú” de Raimi. Con un puñado de escenas pintorescas, impactantes, ingeniosas y memorables como “la del coche y la anciana”, “la de la nariz manando sangre”, “la del pastel de granja”, “la del yunque estilo ACMÉ”, y las animaladas: “la de la mosca”, “la del gatito” y “la de la cabra”. Si la habéis visto, seguro que os vendran las imágenes a la cabeza enseguida.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X