Grinder, el Musical
7.5Nota Final

Cinco personajes: Culo_tragón (Òscar Domínguez), Empotrador (David Teixidó), GYMxGYM (Joan Vall), Busco-Novio (Alberto Espinosa) y Discreto (Àlex Marteen). Todos ellos alrededor de una aplicación: Miss Grinder (Irene Hernández). Se trata de Grinder, el Musical, la nueva producción de la Retorcía, compañía de teatro con unas cuantas producciones a sus espaldas. Desde el 2 de junio, han asaltado el escenario del Eixample Teatre con su descaro y atrevimiento. Sin duda, están dando que hablar.

El aperitivo fueron un par de videos colgados en la web del musical y en las redes sociales. De este aperitivo ya podíamos intuir que Grinder, el Musical iba a poner sobre el escenario la temática homosexual sin ningún tipo de tapujo, ni en argumentos ni el lenguaje. Uno de los temas, “Tengo un presentimiento“, entonado con afinación perfecta de la mano de Alberto Espinosa, seguramente se convertirá en la canción más pegadiza del espectáculo.

Sexo, amor, enfermedades de transmisión sexual, amantes pasivos, armarios… Todo ello tiene cabida en Grinder, el Musical. Y sin dramas. Desde el sentido del humor, el guiño y la interacción con el público, aunque se reserva algún golpe de efecto que deja al respetable en silencio.

La aplicación Grinder se personifica en Miss Grinder encima el escenario, la maestra de ceremonias que interactúa con la conciencia y pensamientos de todos los personajes y que lo sabe todo de todos. Merece especial mención la interpretación que de Miss Grinder hace Irene Hernández, de voz técnicamente perfecta, destacando su oficio cuando supo mantener el tipo y salir airosa de un estreno en el que tuvieron lugar algunos fallos técnicos que no consiguieron empañar un resultado de éxito.

Por Grinder se cruzan todos ellos, mientras que en el escenario se van articulando diversas escenas que nos permiten conocer sus inquietudes, pensamientos, preocupaciones… Una de las mejores bazas del espectáculo y que más hacen disfrutar al público son los números musicales colectivos, los cuales desprenden toda la energía de unos actores entregados y comprometidos, con intensidad.

El texto de Serena Altair y Davo Marín es inteligente, desvergonzado y atrevido. Magistral el monólogo inicial, siendo además muy ocurrentes las letras de las canciones. Hay sentido del humor, hay profundidad, hay reflexión de género, de discriminación… Y la lista sigue.

En definitiva: hay que verlo. Y más, cuando ya lleva unos cuantos días de rodaje. Como el vino, seguro que va mejorando.



Teatro: Eixample Teatre
Web teatro
Autora del texto: Serena Altair
Dirección: Davo Marín
Intérpretes: Òscar Domínguez, David Teixidó, Joan Vall, Alberto Espinosa, Àlex Marteen, Irene Hernández


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies