Con la alemana Maren Ade y su ‘Toni Erdmann’ se confirma la buena racha de los debutantes en el concurso de Cannes. De momento 3 de 3. Más división de opiniones han causado dos ilustres veteranos: el francés Bruno Dumont con ‘Ma Loute’ y el coreano Park Chan-wook con ‘The Handmaiden’

Diez años después de haberse llevado a casa su segundo Gran Premio del Jurado con ‘Flandres’ y tras haber triunfado en la televisión con su miniserie ‘El pequeño Quinquin’ en 2014, Bruno Dumont vuelve a la competición del Festival de Cannes con ‘Ma Loute’ y esta vez acompañado por tres estrellas del cine francés, Juliette Binoche, que ya trabajó con el director en ‘Camille Claudel 1915’, Fabrice Luchini y Valeria Bruni Tedeschi y sus ya habituales actores no profesionales.

Ma Loute

Ambientada en 1910 en la región Norte de Francia, ‘Ma Loute’ arranca con la llegada de la familia Van Peteghem a la región a pasar sus vacaciones estivales  y la misteriosa desaparición de algunos de sus habitantes y visitantes y su consecuente investigación policial llevada a cabo por una pareja de agentes que parecen inspirados en Laurel y Hardy. Allí se cruzarán con los Brufort una familia local de profesión y régimen alimenticio cuanto menos, peculiares.

En ‘Ma Loute’, el antiguo profesor de filosofía convertido en director de cine, confirma su giro hacia la comedia absurda y alocada de ‘El pequeño Quinquin’ y lo lleva aún más allá. Los Van Peteghem, que interpretan Fabrice Luchini, Valeria Bruni Tedeschi y Juliette Binoche son histriónicos, ridículos, extravagantes, exagerados y decadentes, marcados por generaciones de matrimonios de conveniencia entre clanes familiares. Los Brufort son estoicos, imperturbables, inmutables e inmorales. No importa que Dumont se haya pasado a la comedia. Sean ricos o pobres, viejos o jóvenes, hombres o mujeres, en su cine sigue habiendo pocos personajes ejemplares y virtuosos.

Tras su incursión en la televisión, a Dumont se le notan las ganas de hacer cine, de rodar en formato scope, de dar protagonismo al paisaje, de componer encuadres con diversos motivos y de jugar con el enfoque/desenfoque dentro del plano.

Dumont recurre continuamente al slapstick, a la comedia física de golpes y caídas que dominaba el cine de la época en la que está ambientada la película, realzado además por el sonido que acentúa los elementos cómicos. Pero no sólo el humor es absurdo en ‘Ma Loute’. El mundo de ‘Ma Loute’ no tiene reglas racionales, ni lógica. Es libre, barroco, recargado, a veces cargante. Pero también impredecible, divertido y sorprendente. ‘Ma Loute’ es el reflejo deformado de aquella época a punto de terminar.

Y en las antípodas del exceso y la afectación de Dumont están la humanidad y la naturalidad de ‘Toni Erdmann’, tercer largo de la alemana Maren Ade, que debuta en la competición de Cannes tras haber ganado el Gran Premio del Jurado en la edición de 2009 del Festival de Berlín con ‘Entre nosotros’.

Toni Erdmann

‘Toni Erdmann’ es una declaración de amor de un padre por su hija. El padre es Winfried (Peter Simonischek), un profesor de música de cerca de 70 años con poco que hacer en la vida. La hija es Ines (Sandra Huller), una joven ejecutiva de una empresa consultora de Berlín que trabaja en Bucarest y volcada al 100% en su carrera. Y cuando Winfried detecta que a pesar de su éxito profesional, algo falla en la vida de su hija decide entrar en acción.

‘Toni Erdmann’ plantea una vuelta de tuerca a las relaciones padre e hija. A como seguir cumpliendo la función de padre, cuando los hijos ya no lo permiten. Y es en esas circunstancias donde entra en juego el Toni Erdmann que da título al film.

Para ello, el guión, escrito por la propia Maren Ade, encadena una serie de encuentros, enfrentamientos y sucesos en los que a pesar de la excentricidad de Toni Erdmann y su oposición a la racionalidad de Ines, prima la naturalidad, tanto en la escritura, como en las interpretaciones. Ade evita los subrayados dramáticos o los mecanismos de la narrativa tradicional, no busca la empatía fácil del espectador con sus personajes. Las situaciones giran en torno a la relación entre padre e hija, se suceden sin que forzosamente hagan avanzar una trama convencional, pero a cambio, Ade logra una extraña autenticidad en las situaciones, en las que prima la fluidez narrativa y un crescendo emotivo lento pero imparable que alcanza su máximo en un final sorprendente y admirable.

El coreano Park Chan-wook saltó a la primera línea del cine mundial cuando en 2003 se llevó el Gran Premio del Jurado del Festival de Cannes con ‘Old Boy’. En esta edición del festival presenta su vuelta al cine coreano tras la aventura americana de ‘Stoker’ con Nicole Kidman y Mia Wasikowska.

The Handmaiden

‘The Handmaiden’, inspirada en la novela ‘Falsa Identidad’ de Sarah Waters si bien la acción se traslada a la Corea ocupada por los japoneses de la década de 1930.  El film es un melodrama sobre la relación entre una rica heredera de origen japonés (Kim Min-hee a la que acabamos de ver en nuestras pantalla con ‘Ahora sí, antes no’) y su sirvienta (la casi debutante Kim Tae-ri) y el plan de ésta en colaboración con un timador (Ha Jung-woo protagonista de ‘The Chaser’ y ‘The Yellow Sea’) para hacerse con su fortuna. Los decorados, las localizaciones, el vestuario, la fotografía y el ojo de Park Chan-wook contribuyen para que ‘The Handmaiden’ sea una película de una belleza visual tan innegable, como innecesaria por vacía en muchos momentos.

El guión se estructura en tres partes. El tan socorrido recurso de tres partes que corresponden a tres puntos de vista de la misma historia y que irán revelando información clave de cara a reinterpretar los sucedido hasta ese momento. Un recurso que los guionistas utilizan meramente para juguetear al hacer avanzar la acción, y obligar a reubicarse al espectador, pero que en ningún momento consiguen que vaya más allá.

Y hay mucho de eso en ‘The handmaiden’: una fachada muy aparente, una cáscara muy lucida, pero poco contenido en su interior. Incluidas las secuencias de sexo lésbico.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies