Espías desde el cielo
4Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

El desarrollo de las operaciones militares ha cambiado considerablemente en los últimos años. Los avances tecnológicos permiten llevar a cabo guerras a distancia: drones, pantallas, móviles, conexión constante con cualquier rincón del planeta. La guerra a distancia, on line, pero con claras consecuencias en la realidad. Espías desde el cielo de Gavin Hood pretende explicar una crónica realista de la guerra contra el terrorismo en la actualidad, pero no es otra cosa que propaganda militar que justifica los actos belicistas de las potencias occidentales.

En el caso de esta película la acción se desarrolla en un barrio pobre de Nairobi, en Kenia. Utilizando un sistema de vigilancia que combina agentes locales en tierra y drones estadounidenses en el aire, los altos mandos militares y políticos del Reino Unido dirigen una operación que persigue eliminar a dos de los terroristas islámicos más buscados por el gobierno inglés. Cuando la responsable técnica de la operación, la coronel británica Katherine Powell, confirma la identidad de los terroristas y se disponen a acabar con ellos con un misil, el piloto a cargo de ejecutar la acción, desde un centro de operaciones en Las Vegas, descubre en su pantalla la presencia a escasos metros del objetivo una niña vendiendo pan. Esto provoca debates y discusiones entre las autoridades británicas sobre la conveniencia de lanzar el misil y sus implicaciones morales, legales y propagandísticas. El guión plantea si es preferible un número “controlado” de víctimas civiles o poner en riesgo ante un atentado suicida a todo el mundo por evitar los daños colaterales.

El conflicto es claro y la película cuenta con elementos interesantes para ofrecer una necesaria crítica contra la llamada guerra preventiva contra el terrorismo. Pero, en lugar de ello, Espías desde el cielo es propaganda militar para justificar las guerras preventivas a cualquier precio. Los otros son los malos y hay que acabar con ellos a toda costa, aunque sea a coste de vidas inocentes. Los personajes sean planos, unidimensionales, al servicio de la tesis del film, y como suele pasar en este tipo de cintas propagandísticas, los antagonistas quedan difuminados por abstracciones genéricas.

Espias desde el cielo

La película tiene un tono serio, riguroso, salvo en algunos momentos en los que se opta por un absurdo humor o por dibujar tímidamente algunos tintes supuestamente graciosos o irónicos, con el fin de justificar algunas acciones. Obviando su contenido panfletario, la mayor baza de la cinta es la actuación de sus principales intérpretes, en especial Helen Mirren, en su papel de militar al mando de la operación. Aporta una interpretación enérgica y decidida muy ajustada a su papel. También destaca Alan Rickman, en su última aparición en pantalla, en el papel de general británico con cierta impaciencia ante la problemática. Su interpretación, sin embargo, se ve lastrada por unos diálogos afectados e inverosímiles.

Sería injusto no reconocer que el cineasta de origen sudafricano Gavin Hood, autor de la oscarizada Tsotsi (2005) i de las fallidas X-Men orígenes: Lobezno (2009) y El juego de Ender (2013), realiza un buen trabajo desde el punto de vista técnico y la tensión e incertidumbre progresan adecuadamente, atrapando nuestra atención hasta el final. Además, ante la tendencia imperante en los thrillers actuales de estirar las tramas, la película dura lo que la historia requiere, no se alarga innecesariamente.

Una pena, en fin, que se utilice nuevamente el cine para hacer propaganda bélica desde un punto de vista tan discutible. En lugar de exponer la ignominia de todo conflicto armado o reflexionar acerca de la deshumanización de algunos avances tecnológicos, Espías desde el cielo expone la excusa del “mal menor”: el sacrificio de vidas inocentes a cambio de la destrucción de objetivos militares. En nombre de la seguridad nacional, actos criminales. En lugar de cine, manipulación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies