Corazón gigante
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Algo está pasando en Islandia. Un país de 300.000 habitantes con una producción cinematográfica bastante reducida y prácticamente invisible internacionalmente se encuentra en una situación excepcional. En 2015 tres películas islandesas lograron importantes reconocimientos: Rams venció en la sección “Una cierta mirada”del Festival de Cannes, Sparrows ganó la Concha de Oro en San Sebastián y Fúsi, precedida por una excelente acogida en Sundance y Berlín, consiguió los tres premios más importantes del Tribeca. Éste último film, rebautizado como ‘Corazón gigante’, se estrena ahora en nuestras salas.

Corazón gigante es la cuarta película del director franco-islandés Dagur Kári que se dio a conocer en 2003 con Noi the Albino, una pequeña película sobre un singular joven que vive en un aislado pueblo en el oeste de Islandia. El film obtuvo diversos premios en festivales europeos e hizo avanzar rápidamente su carrera. Su segundo largometraje se pudo ver en Cannes y para el tercero contó con un gran presupuesto y un reparto internacional encabezado por Paul Dano y Brian Cox. Sin embargo, The Good Heart, su único trabajo estrenado en España hasta la fecha, tuvo una acogida irregular y fue una experiencia insatisfactoria para el cineasta.

Kári quiso volver a sus inicios y explicar una historia sencilla con un equipo reducido y cercano. Un día se encontraba en el aeropuerto de Islandia esperando a un avión y divisó por la ventana todos esos pequeños coches que pasan alrededor de los aviones y llevan nuestras maletas. En su mente empezó a crear la imagen de un gran hombre encerrado en esos vehículos que parecían de juguete y conformó así la metáfora central de la película: un hombre estancado en su infancia. Así es: el título remite a Fúsi, un hombre de mediana edad con sobrepeso cuya vida es una sucesión de hábitos. Vive con su madre y el novio de ésta, aguanta en el aeropuerto donde trabaja las bromas pesadas de sus compañeros, y sus únicos intereses son la recreación en miniatura de las batallas de la Segunda Guerra Mundial y los coches teledirigidos. Su escaso contacto social se reduce a jugar de vez en cuando con una niña de ocho años, vecina suya, y las llamadas a un programa de radio para pedir canciones de heavy metal.

Corazón gigante

El director, especialista en retratar personajes marginales, desconectados de la sociedad, esboza desde el principio un retrato psicológico muy completo del protagonista. En este sentido, es necesario resaltar el trabajo de Gunnar Jónsson como Fúsi. Formado en el mundo de la comedia en la televisión de su país, lleva años ejerciendo como secundario en producciones islandesas pero éste es su primer papel protagonista. Él es la película: su presencia lo absorbe todo y nos transmite ingenuidad, bondad y ternura a través de sus gestos y sus silencios.

Otro de los aciertos del film es su tono, sosegado, alargando los encuadres para dejar respirar las interpretaciones de los actores, cuidando así los matices de los personajes, y el equilibrio que se haya entre drama y comedia: Corazón gigante es una película triste y alegre a la vez. Se emparenta así con algunas películas europeas de los últimos tiempos que exploran con originalidad la soledad y el (auto)aislamiento al que empuja la sociedad actual a las personas inadaptadas, como en Kitchen Stories (Bent Hamer, 2003) o la más reciente Blind (Eskil Vogt, 2014).

El guión, obra del propio Dagur Kári, destila una cierta mirada pesimista sobre la sociedad islandesa y, por extensión, la de cualquier parte del mundo, retratado como espacio uniformemente hostil en el que la singularidad de Fúsi no encaja. Sin embargo, hay lugar para la esperanza, para el cambio. Sí, hay una historia de amor, pero Kári, afortunadamente, rehúye los convencionalismos de la manida fórmula “chico conoce a chica” y narra, sin caer en sensiblerías, un encuentro entre dos personajes abandonados, discriminados por la sociedad, que se cruzan y se ayudan mutuamente. El acto de amor del protagonista pocas veces tuvo un significado tan profundo.

En un fin de semana que se estrenan una docena de películas, difícilmente haya una más emocionante, conmovedora y sabiamente narrada como Corazón gigante de Dagur Kári. No se la pierdan, les conquistará.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X