Freeheld, un amor incondicional
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Meses después de haber sido presentada en el Festival de San Sebastián, y de sucesivos retrasos en el estreno, llega a la cartelera “Freeheld”. Film que una de sus protagonistas y productora, Ellen Page espera que sea para las lesbianas un film tan importante como lo fueron “Brokeback Mountain” o “Philadelphia” para los hombres homosexuales. Pero quizás porque precisamente ya tiene tantas predecesoras o porque esta parece rodada en todo momento con un manual del correcto melodrama bajo el brazo, no le auguramos tranta trascendencia.

Freeheld” viene firmada por el neoyorquino Peter Sollet, director que cuenta con poca cosa más en su currículum que la estimable “Nick y Nora, una noche de música y amor“. Aquí hace un salto en dimensión de la història y en calidad de reparto para abordar la adaptación al cine de un caso real. El film es la crónica de la lucha que protagonizaron una policía de Nueva Jersey, Laurel Hester (Julianne Moore), y su pareja, Stacie (Ellen Page). Después de conocerse, consolidar su relación y comprar una casa, a Laurel le diagnosticaron un cáncer de pulmón. Cuando comenzaban a desaparecer las posibilidades de que superase la enfermedad, reclamaron que Stacie pudiese beneficiarse de la pensión de Laurel y conservar la casa, derechos que tenían garantizados los matrimonios. Pero el hecho de que ellas fueran una pareja de hecho de dos mujeres, llevó al condado a negarles la petición. Un veredicto que ellas no se resignaron a aceptar y que las llevó a apelar con el apoyo de activistas pro-igualdad.

Los títulos de crédito finales, muestran varias fotos de la pareja en la vida real, instantaneas de su periplo que vienen a demostrar que lo que vemos en el film se ajusta mucho a lo que fueron los hechos reales. Y esto es “Freeheld”, la narración de forma convencional y nada arriesgada de unos hechos dramáticos. Su fuerza pues radica en lo que pasó en realidad y en el qu este sea un caso digno de darse a conocer.

 Julianne Moore, Ellen Page, Freeheld

Y en ese sentido, no se puede negar que la situación vivida por las protagonistas tiene un punto emotivo y de interés humano innegable. Pero la película de Sollet le aporta poca cosa más, entregando un resultado muy de telefilme donde todo sigue las pautas esperables, punto por punto, en un producto como este. Y al hacerlo así, pierde toda ocación de darle la dimensión y transcendencia que se pretendía a la història, quedándose a duras penas en la anécdota del caso puntual, explicado de una forma muy inferior a tantas otras aproximaciones a temas similares.

En todo caso a “Freeheld”, se le pueden alabar las buenas interpretaciones de Moore y Page, los momentos más distendidos en que aparece Steve Carell (encarna al activista pro derechos gay Steven Goldstein) y algunos solventes secundarios como Michael Shannon y Josh Charles, pero pocas más cualidades cabe destacarle.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X