aaa+ 2017 new fashion cheap replica watches review outlet uk.
enjoy the best price buy swiss fake chopard at low 30 - 40% discount price.
we have all the fake patek philippe.
enjoy the replikas izle brand and low price.
Romance en Tokyo
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Todo lo que amamos lo convertimos en ficción. La ficción como antídoto ante el vacío existencial es la receta vital de la protagonista de ‘Romance en Tokyo’ (‘La novia de Tokyo’ en su título original), película belga dirigida por Stefan Liberski que parte de la novela ‘Ni de Eva ni de Adán’ de Amélie Nothomb para elaborar, bajo la apariencia de una ligera comedia romántica, una reflexión sobre las dificultades en la construcción de nuestra identidad.

La exitosa obra de la escritora belga Amélie Nothomb se ha edificado en buena parte en su personaje-narrador, hecho a imagen y semejanza de sí misma, hilo conductor de algunas obras de carácter, presuntamente, autobiográfico. Nothomb, debido al trabajo de su padre, diplomático de Bélgica, nació en Japón y vivió durante su infancia y adolescencia en numerosos países. Después de licenciarse en filología románica regresó a Tokyo, a finales de los ochenta, con el sueño de dedicarse a la literatura, su gran pasión. Posteriormente, en Ni de Eva ni de Adán (2007), publicada aquí en Anagrama, rememoró algunas de las experiencias vividas en Japón, en especial las referidas a una cómica historia de amor.

De esta forma, Romance en Tokyo se inicia con una veinteañera Amélie (interpretada por Pauline Etienne) que sueña con ser escritora y que regresa a su país natal buscando sus raíces. Allí conoce a Rinri (Taichi Inoue), un japonés de clase acomodada amante de la cultura francesa. Su romance le permitirá a Amélie conocer desde dentro la cultura japonesa y, sobretodo, conocerse a sí misma. En este sentido, uno de los aspectos más interesantes del film es el dibujo del arco de transformación de su protagonista. La jovial Amélie llega a Tokyo llevada por sus fantasías: tiene una visión idílica de Japón, deformada por el amor que siente hacia su cultura y su belleza. La peripecia con su amante japonés le hará darse cuenta que la realidad es muy distinta y que no termina de encontrar su sitio.

romancetokyo1

Uno de los aspectos más destacables es la interpretación que ofrece la joven Pauline Etienne. La actriz belga transmite con acierto sensibilidad, inocencia y fragilidad. No obstante, su papel recuerda en demasía a otra soñadora Amélie, la interpretada por la gran Audrey Tautou en la película de Jean-Pierre Jeunet. En efecto, Stefan Liberski recurre a la reconocible “estética Poulain”: tono naif, optimista voz en off, fotografía colorista, fantasiosos gags y metáforas visuales. El problema es que Romance en Tokyo llega bastante tarde y con sensación de déjà vu: hace 15 años que se estrenó Amélie y durante este tiempo se han sucedido las numerosas películas influidas por ella. Al igual que su protagonista, Romance en Tokyo, con su aire desenfadado, se deja ver pero le falta personalidad para hacerse distintiva.

La puesta en escena de Liberski resulta bastante monótona, salvo en algunas escenas logradas. Su guión, un acercamiento light a la novela que adapta, dibuja unos personajes secundarios planos, especialmente los referentes al joven japonés y sus padres, bastante estereotipados; aunque engarza con acierto situaciones peculiares realmente divertidas, gracias a la contraposición de estilos de vida de la pareja. La voz en off es, en gran parte del metraje, bastante reiterativa, y la cinta va perdiendo interés por la falta de un ritmo más ágil. En todo caso, la banda sonora, realizada por Casimir Liberski, hijo del director, define perfectamente las intenciones del film, con sus melodías alegres pero contenidas.

Romance en Tokyo es una película sencilla que cuenta una clásica historia de búsqueda de la identidad y crecimiento personal, como también explica otra película de habla francesa con la que coincide en la cartelera: Los recuerdos. En este caso, a través de la mirada occidental de Amélie seguimos agradablemente el encuentro entre dos culturas, su pasión y confrontación. Un esquemático falso estudio antropológico pero, ante todo, una amable propuesta para satisfacción de todos los seguidores de las comedias románticas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X