Interior
8Nota Final

Cuatro personas esperan en el jardín de una casa familiar el momento idóneo para llamar a la puerta y dar la espantosa noticia de que han encontrado el cuerpo sin vida de su hija.

Cuatro personajes, cuatro vidas trastocadas por la duda que provoca la tragedia, el miedo de la verdad sabida sobre la mentira inconsciente. Interior es una falsa lucha por la justicia, un intento por hacer las cosas bien cuando no hay más remedio, cuando vivir ahogados por la mentira es la mejor solución pero no es una opción.

El texto de Maurice Maeterlinck, entendido en primera instancia para ser representado con títeres, introduce en la mente del espectador la duda y el peso de la responsabilidad. Así, forma la perfecta sintonía con la dirección de Hermann Bonnín, que utiliza los largos silencios para incomodar y hacer sentir parte de la desazón al público, que busca desesperadamente una solución al conflicto.

El último personaje en aparecer a escena, interpretado por Laia de Mendoza, parece ser la voz del público que, sin querer escuchar más razones para no hacerlo, se tira de pleno a informar a la familia de la tragedia. Su impecable actuación llega en el momento exacto en que la audiencia no puede aguantar más la presión de una noticia que merece ser contada, sea como fuere, que quiere cruzar el escenario y explicar lo que ha pasado a las víctimas.

El juego de luces y sonidos aporta un elemento más de conexión con la escena, y produce en el espectador una sensación de estar metido dentro de la situación representada. También se aprovecha perfectamente el espacio que ofrece La Seca, equilibrando y llenando el espacio en todo momento, sin importar el número de actores, sino sólo con las palabras y las mínimas acciones.

La aportación al teatro estático que concede Interior se tiene que tratar con predisposición, paciencia y respeto, con una actitud de querer ser parte de lo que pasa, de querer masticar y saborear cada palabra que brota de los labios de los personajes. Esta es una obra para ser vivida, no para ser vista.



Teatro: La Seca
Web teatro
Autor del texto: Maurice Maeterlinck
Dirección: Hermann Bonnín
Intérpretes: Carles Arquimbau, Òscar Intente, Padi Padilla y Laia de Mendoza


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X