Después de una parada de casi 4 meses en su gira por prescripción médica, Neuman retomaba sus conciertos en la sala 2 de Razzmatazz en un concierto emotivo y lleno de nervios.

El piano con Jesús Peñarrubia solo en escena. Empiezan las notas de Lovers y Paco Román, guitarra y voz y José Sánchez a la bateria se únen a la música. Sin para y sin dar un respiro, desfilan Tell you y Hell, y con Bye Fear, Paco Román se dirige por primera vez al respetable.

Confiesa que lleva más de un mes nervioso por el concierto, por la parada forzosa y por las ganas que tenía de volver (con nueva formación) a subir a un escenario. Se le ve ciertamente nervioso, pero también exultante, contento y feliz. Por fin está haciendo aquello para lo que sirve y que le llena: MÚSICA con mayúsculas, y de eso, Paco Román sabe mucho. Porque definitivamente Neuman es su persona, él es el alama del grupo y el que se ha mantenido a lo largo de los diferentes cambios de miembris, encargándose de la composición, las guitarras (en plural, sí, ¿cuántas debía llevar en total en el concierto?) y su característica, particular y afinadísima (en el concierto también) voz.

Neuman

Desfilan Kids, IfI have the will e Ingrid, alternando los momentos acústicos con las características subidas in crescendo de la formación, donde las canciones siempre van de pequeñas e íntimas subiendo a un sonido estratosférico casi sin que te des cuenta. Curiosamente, la sala 2 de la Razz suena muchas veces bastante mejor que la sala grande y eso, en el caso de Neuman, fue una suerte. Se hubiera agradecido además que la gente hubiera dejado de hablar y hubiese dejado escuchar con intensidad el concierto, pero este hecho, desgraciadamente, empieza a ser un problema habitual en muchas salas; la mala educación de la gente parece no tener fronteras.

Neuman seguia destilando magia en el escenario con Friends y The Family Plot, y llegó el momento de los bises con Turn It (que resuena en tu cerebro horas después del concierto), Battle Starship y el corte de presentación del nuevo disco I Love You.

En definitiva, nos alegramos mucho de la vuelta de Neuman a los escenarios, estamos deseosos de escuchar el nuevo disco entero y, si tenemos que poner alguna pega al concierto, es que se notó un poco de desconexión entre los miembros en el escenario. Pero esto es superable. Seguro que en la gira que comienzan lo resolverán en un par de conciertos más. ¡Salud, Neuman!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X