El regalo
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Al inicio, un aparente momento de felicidad. El típico matrimonio perfecto, la joven pareja compuesta por Simon (Jason Bateman) y Robyn (Rebecca Hall), se mudan a California con el propósito de prosperar y formar una familia. Allí se encuentran a Gordo (Joel Edgerton), antiguo compañero de clase de Simon, que empieza a visitarles a menudo y dejarles obsequios que perturban la paz de la pareja.

Existen muchas películas sobre parejas amenazadas por la obsesión de un tercero, desde buenas películas como Atraccion fatal (Adrian Lyne, 1987) o La mano que mece la cuna (Curtis Hanson, 1992), hasta infumables telefilmes de sobremesa. Pero El regalo es un film diferente. Narrada desde el punto de vista de Robyn, perfecta Rebecca Hall en su papel de frágil heroína, la historia crece en inquietud y tensión a cada nueva escena. La hábil narración hace que sigamos de cerca la mirada de Robyn, que funciona perfectamente como extensión del espectador dentro de la trama: sus dudas sobre los acontecimientos y las revelaciones que se suceden nos asaltan a nosotros hasta el final, un clímax eficaz que no dejará a nadie indiferente.

Joel Edgerton, actor australiano de gran trayectoria en cine y televisión, firma una de los mejores debuts en años. Su hábil realización juega con nuestras expectativas y, en lugar de descansar en lugares comunes o en efectismos de películas de temática similar, entrega un poderoso y complejo thriller psicológico, a medio camino entre el David Fincher de Seven (1995) y Perdida (2014), y el Michael Haneke de Funny Games (1997) y Caché (2005), que toca interesantes temas de fondo que enriquecen la trama. La sobria puesta en escena, el guión, (firmado por el propio Edgerton), rico en matices y en giros argumentales sorprendentes, y tres personajes ambiguos construyen una mirada tensa sobre la fragilidad de nuestra cotidianidad, la dificultad de llegar a conocer verdaderamente a los demás y las consecuencias de un pasado no resuelto.

El regalo

Además de Rebecca Hall, es destacable el duelo interpretativo entre Jason Bateman y el propio director, Joel Edgerton. Ambos libran una lucha psicológica de altura en el que resulta muy complicado delimitar quién es el verdugo y quién la víctima. También es muy destacable la banda sonora de El regalo, a cargo de los compositores Danny Bensi y Saunder Jurriaans, conocidos por su trabajo en Enemy (2013). Su composición para El regalo es sutil y muy sugerente, y combina a la perfección con la intriga de las imágenes, ayudando a crear una atmósfera enigmática.

Quien escribe estas líneas le gusta el cine por películas como El regalo. No son muchas las películas hoy en día que nos mantienen expectantes, pegados a la butaca de la sala o al sofá de nuestro domicilio, interrogándonos constantemente sobre qué vendrá a continuación y haciéndonos pensar, sin ganas de mirar el móvil, cerrar los ojos o hacer cualquier otra cosa. Si todo esto no es suficiente, lo diré más claramente: vayan corriendo a ver esta película, esta gran película. Un auténtico regalo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies