La modista
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Basada en el bestseller homónimo de Rosalie Ham, “La modista” obliga a Tilly Dunnage (Kate Winslet) a poner manos a la obra para conseguir su venganza en el pequeño pueblo de Dungatar de Australia. El resultado es un film de tono mareante y un punto desconcertante.

Australia, años cincuenta, Tilly Dunnage ( Kate Winslet ) vuelve a casa, a Dungatar, después de muchos años de trabajo en exclusivas casas de moda de París, para corregir los errores del pasado. Su vestuario y sus manera parisinas poco tienen que ver con sus antiguos vecinos. Allí, no sólo se reconciliará con Molly (Judy Davis), su mujer y excéntrica madre, y se enamorará inesperadamente de Teddy (Liam Hemsworth ), sino que armada únicamente con su máquina de coser y su excepcional estilo parisino, conseguirá transformar a las mujeres del pueblo y, lo más importante, su dulce y ansiada venganza sobre los que la marcaron como asesina años atrás, cuando era sólo una niña.

El mayor problema que tiene La modista  es un desequilibrio de tonos bastante importante. Y aunque este hecho se va intuyendo paulatinamente, cuando el film se adentra en el desenlace se hace manifiesto de manera más abrupta hasta llegar a desconcertar. La modista recuerda propuestas como El jardín de la alegría o Las chicas del calendario pero en este caso el film protagonizado por Kate Winslet y Liam Hemsworth es una mezcla de géneros que la hace más difícil de catalogar: un punto de comedia, romanticismo, thriller, drama repentino, surrealismo y una traca final de venganza en medio del desierto australiano. El filme dirigido por Jocelyn Moorhouse evoluciona de un estilo a otro de manera demasiado abrupta y termina que no se sabe que se está viendo.

la modista

Por supuesto que el papel protagonista recaiga en Kate Winslet es la garantía de que no estará mal interpretado. Además destacan los duelos dialécticos con Judy Davis, en el papel de madre poco acostumbrada a mostrar sus sentimientos y el siempre atractivo Liam Hemsworth, como galán romántico. Destacar el vestuario, el contraste entre los vestidos de alta costura de Winslet con la mediocridad del ambiente semidesértico del pueblo de Dungatar es el que proporciona el punto surrealista en La modista junto con el policía que interpreta  Hugo Weaving .

En resumen, La modista es un film entretenido pero, a la vez, desconcertante. Sin decidirse por un tono de manera clara queda en la memoria por los estallidos de color del vestuario de Kate Winslet en un pueblo de mala muerte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies