Quince años después de ganar el Oscar a mejor película en lengua no inglesa con “En tierra de nadie“, Danis Tanovic vuelve a ajustar cuentas con su país, Bosnia, y con la impotente Europa. Muerte en Sarajevo se desarrolla durante la conmemoración del centenario del asesinato del archiduque Francisco Fernando. La capital bosnia y su mejor hotel están a punto de recibir a los más altos dignatarios mundiales para recordar el atentado que encendió la I Guerra Mundial. Pero los empleados del hotel van a iniciar una huelga porque llevan meses sin cobrar. Entre tanto, en la azotea, una periodista pregunta quién era el asesino del archiduque: ¿un terrorista? ¿Un llibertador?

Berlinale Danis Tanovic Death in Sarajevo

Con una estética de serie de televisión, Tanovic nos ofrece una lección de historia y ética endulzada con píldoras de humor balcánico. Pasa por el filtro de la cámara los temas candentes de la Bosnia actual: la manipulación de la historia, la glorificación del pasado, la “pseudo-ocupación” de la Unión Europea y el estrangulamiento económico. Fácil de ver, no termina de resolver bien algunas situaciones.

Y otra cuenta con el pasado cercano, el que ha retratado el francés Vincent Pérez en Alone in Berlin, la segunda a competición el lunes. Anna y Otto Quangel son un matrimonio berlinés que, como muchos alemanes de la época, han seguido y apoyado al régimen nazi. Pero en 1940 una dolorosa pérdida va a provocar un giro en su vida, cuando se dan cuenta de que todo en lo que han creído hasta ese momento es una gran mentira. Por eso comienzan a escribir postales contra Hitler, contra el nazismo, distribuyéndolas poco a poco por todo Berlín como forma de sobrellevar el dolor y tratar de llevar el mensaje a otras familias, otros padres y madres. “Al fin y al cabo” — ha dicho Emma Thompson en la rueda de prensa — “todos morimos; lo que hace el matrimonio Quangel es escoger una forma de hacerlo en paz consigo mismos”. Basada en una novela escrita por Hans Fallada en 1946 y en la que se relata la historia real de Otto y Elise Hampel, esta nueva adaptación para el cine cuenta con la gran interpretación de Emma Thompson y Brendan Gleeson.

Berlinale Alone in Berlin

Después de dos incursiones exitosas en Cannes, Yang Chao debutaba en Sección Oficial la Berlinale con Chang Jiang Tu (Crosscurrent), una especie de road movie con toques fantasiosos. Gao Chun (Hao Qin) es un joven capitán que lleva su carguero río Yangtze arriba. Tiene que liberar el alma de su padre recién fallecido a la par que busca a la mujer de su vida. Pero cada vez que se acerca a una mujer que le puede gustar, ésta parece más joven. Esta odisea visual mezcla la vida diaria de China con la política y la poesía pero no parece perderse en la narración.

Berlinale Yang Chao

Fuera de competición uno de los proyectos al parecer más queridos de Terence Davies. Uno de los habituales de San Sebastián ha traído a la Berlinale “A quiet passion, su biopic de la poetisa estadounidense Emily Dickinson, una suerte de Van Gogh femenino. Considerada hoy en día una de las mejores poetisas de Estados Unidos apenas vio publicados una docena de sus casi 1800 poemas en vida. Vista como una excéntrica por sus vecinos, se negaba a recibir a los invitados y vivió recluida en su habitación gran parte de su vida. Davies refleja con su cuidada cinematografía esa alma atormentada fruto de una intolerancia religiosa y de una rebeldía no completada. Los fans de “Sexo en Nueva York” tendrán dificultad en ver a la Miranda de la serie, a Chyntia Nixon, como Emily Dickinson, esa mujer que no se permitió vivir.

 

aquietpassion

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies