Luciérnagas
4Nota Final

Les propongo un sencillo ejercicio de memoria: Se abre el telón y ven una escenografía retratando una casa familiar con pocos recursos. Aparece un joven dirigiéndose al público y explicando que esa fue su casa y la abandonó ¿cómo se llama la obra? Esperen. A esto le sumamos que su hermano padece una deficiencia mental que le impide hacer una vida normal y también acaba siendo abandonado en el hogar… ¿Ya lo saben? Pues lamento decirles que el protagonista no es Tom Wingfield y su hermano no es un retrato de Rose Isabel Williams.

Como diría Stanley: “Nunca pudiste tomarme el pelo. Entraste y llenaste mi casa con tu talco y tu perfume y cubriste el foco con una pantalla de papel, y por arte de magia el lugar se convirtió en Egipto y tú en la reina del Nilo.” Para la desgracia de todos, no se trata de El Zoo de Cristal. Aunque cualquier función podría empezar con las características descritas, en Luciérnagas da la sensación de que se intenta adaptar a Tennessee Williams y no inspirarse en un a obra de Carolina Román. Personalmente, me choca bastante la firma de Román en esta obra después de haber conquistado la Sala la Princesa del CDN con su delicada Adentro.

Que se intente ser un Tennessee con “una pantalla de papel”, no es lo único que puede chirriar en esta pieza. A nivel dramatúrgico se encuentran algunas incoherencias y la dirección brilla por su ausencia. Sorprende el tratamiento del hermano con discapacidad intelectual por resultar hasta insultante. Esto acaba repercutiendo en el trabajo de los actores que demuestran muy buena aptitud pero bajo unas órdenes descuidadas. (Es curioso no encontrar el nombre del/la director/a en el programa de mano). Ya les digo que si Stanley me hubiese acompañado a ver Luciérnagas se creería que le estaban tomando el pelo.

En definitiva, pienso que Luciérnagas es un proyecto con recursos pero empleados de forma inoportuna. Sería deshonesto por mi parte, no transmitir la conexión del público con la pieza y la casi ovación al final. Para gustos colores, aunque yo me quedo con Tennesse’s colors.



Teatro: Teatro del Arte
Web teatro


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies