aaa+ 2017 new fashion cheap replica watches review outlet uk.
enjoy the best price buy swiss fake chopard at low 30 - 40% discount price.
we have all the fake patek philippe.
enjoy the replikas izle brand and low price.
Creed
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

A lo largo de 40 años el buenazo de Rocky Balboa ha ido apareciendo, desapareciendo y reapareciendo por la cartelera. Y aunque pareciera mentira cuando todo empezó en 1976, llegamos ya a la séptima entrega de sus aventuras. El personaje dibujado por su artífice, Sylvester Stallone, fundamentaba sus vivencias y su mensaje en una serie de valores que se han mantenido imperturbables en toda la saga: Las emociones, el trabajo duro, la humildad y el amor son el camino hacia el triunfo incluso para los más modestos que, en este caso sobre un ring, pueden hacer realidad su sueño americano si se mantienen fieles a ellos. Ahora Balboa debe pasar el testigo (cosa que intentó sin éxito con su propio hijo) y el elegido es el hijo de su difunto rival y amigo Apollo Creed. Será él el pilar de una nueva serie de entregas?

Parecía que en 2006 Stallone ya había escrito el epílogo de su personaje con “Rocky Balboa”, paro tal como dice en esta “esto no se acaba hasta que se acaba”, y parece que Rocky aún tiene cosas por decir. Aquí, ya recluido en el pequeño restaurante que lleva el nombre de su difunta esposa, alejado de los gimnasios y con su hijo lejos de su vida, Balboa (Sylvester Stallone) se cruza con Adonis Johnson (Michael B. Jordan). Este no es otro que el hijo ilegítimo de Apollo Creed, su antiguo contrincante, un chico que lleva toda la vida peleando per sin entrenarse y que quiere hacer el salto al mundo del boxeo creándose un nombre propio y no viviendo a la sombra de la leyenda de su padre. A pesar de la reticencia inicial, Rocky aceptará entrenarle y aconsejarle en este camino, que el chico emprenderá contando también con el apoyo incondicional de su nueva novia Bianca (Tessa Thompson), una joven cantante que vive en su edificio.

Al ver venir una nueva entrega de la saga Rocky, era bien esperable y así se confirma en ver el resultado, que lo que nos encontramos en la pantalla no es nada sorprendente ni novedoso. La historia del joven Creed sigue todas las pautas previsibles y se mantiene aferrada al pilar de los valores de la saga punto por punto, guiadas per todo un continuo de frases cargadas de moralidad del sensei guiando a su pequeño discípulo por el camino de la vida.

 

Creed

Pero aun así, hay que reconocer que Ryan Coogler y también especialmente Sylvester Stallone han conseguido que esta película y sus personajes resulten especialmente entrañables. Si no tuviese todo el bagaje que lleva detrás y que hace que nos sepamos todo lo que pasará, esta “Creed” se sostendría bastante bien por sí sola. Pero aun con este pasado que la hace totalmente esperable, el espectador no puede escapar de la estima que despierta el ya viejo boxeador y la naturalidad que aporta el chico que coge la tarea de continuar su legado en los rings.

De Coogler sorprende –dado que hasta ahora solo le conocíamos un largometraje que tuvo cierta fortuna en los circuitos indies (“Fruitvale Station”), pero nada más-, la habilidad con la que transita por las escenas más intimistas mimando a sus personajes y la capacidad de saltar acto seguido al ring y rodar buenas escenas de boxeo. También en el rol de guionista, acompañado de Aaron Covington, intenta introducir algunas notas propias aquí i allí, en la primera Rocky en la que Stallone no se hace cargo del texto, a pesar de que no consiguen superar los muchos clichés que son parte inherente de la saga y por extensión muchas otras historias de superación y aprendizaje.

Entre sus interpretaciones (a Stallone ya le ha caído el Globo de Oro este año y está nominado al Oscar), el cuidado en la parte técnica liderada por Maryse Alberti (que ya mostró su habilidad en esta temática en “El luchador“) y un montón de detalles en forma de emotivos guiños a las otras películas, sus personajes, escenarios y música –aquí de Ludwig Goransson remezclando partes de la original de Bill Conti-, “Creed” acaba siendo como un complaciente encuentro de amigos a los que no les importa rememorar las batallitas de siempre mientras sus hijos corren alrededor. Honrando el pasado pero mirando al futuro.

Y a partir de aquí ya queda en manos de Michael B. Jordan y un puñado de guionistas y directores proponernos cosas nuevas de ahora en adelante. En todo caso, el paso del testigo resulta bastante convincente.

 

Sobre El Autor

El cine me atrapó antes de los 10, la literatura fantástica antes de los 12 y el rock y las series antes de los 15. La cultura audiovisual abrió ante mi un mundo de posibilidades y mi pasión por ella ya no tiene cura. Adicta sin remedio a la música en directo, la ciencia ficción, a una buena historia y a todo lo que la creatividad sea capaz de regalarnos. Convencida de que el mundo entero es una aventura llena de tesoros por descubrir para los que tenemos alma de Indiana Jones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X