Guerra
7Nota Final

La Guerra ha estallado en el Teatro Victoria, y viene de la mano de Fermín Muguruza (Kortatu, Negu Gorriak), Albert Pla y Raül Fernández (Refree), dirigides por Pepe Miravete. Un soldado, una Ciudad y un DJ intentarán que las fuerzas de pacificación lleguen a todos los rincones con el objetivo de acabar con el caos.

Guerra es un espectáculo que se mueve entre diferentes aguas: concierto musical, teatro, performance audiovisual… pero que sobretodo tiene claro que quiere hablar de los excesos de la guerra y de los ejércitos que actúan amparados en la bandera de la paz y la defensa de la libertad. Este mensaje está patente y se repite una y otra vez (con unos argumentos un poco simplistas y reductivos, no nos engañemos), pero también se aprovecha para hablar, de paso, de otras situaciones sociales e injusticias de la actualidad, desde la crisis de los refugiados hasta la corrupción política.

Guerra tiene, sobretodo, la intención de sacudir al público y hacerlo reflexionar (y conminarlo a la acción) sobre la pasividad de la gente que reina en nuestros días, sobre la apatía generalizada que permite y se convierte en cómplice de las injusticias.

Albert Pla representa a un soldado de las fuerzas de pacificación que llega a una ciudad asediada de la que Fermín Muguruza representa a un ciudadano tipo.

Pla mantiene también en esta ocasión el personaje al que nos tiene habituados, y a ritmo de nana, melodía pop pegajosa o guitarra y vocecita a solas, nos explica las experiencias del soldado que llega a la ciudad asediada, del soldado que descubre la guerra.

Como contrapartida, Muguruza representa al activista social y político de la ciudad, que a ritmo de rap, dub y rock electrónico se obceca una y otra vez en abrirnos los ojos.

Los dos actores-músicos-personajes contrastan tanto musical como orgánicamente. Mientras que Pla, con su tono suave, intimista y juguetón se come el escenario y lo llena al completo, Muguruza, a pesar de su potencia y energía, que la música y las visuales se encargan de potenciar, se nos aparece a veces solo y desprotegido ante la cuarta pared, como si echase en falta todavía el tener una banda cubriéndolo en la parte de atrás. A pesar de ello, rápidamente se recupera y su energía va in crescendo.

Las apariciones de Raül Fernández en escena, aunque se ha encargado de la composición y dirección musical, son testimoniales.

Caben destacar las impresionantes visuales a cargo de Nueveojos, una maravilla. El único problema es que ni tan solo éstas, que podían haber servido de hilo conductor de la historia, consiguen apaciguar la sensación de desorden que acompaña al espectáculo, es decir, en lugar de acompañar y guionizar la historia, quedan relegadas a meros videoclips estéticos de fondo en algún momento.

El espectáculo es interesante y entretenido, con el inconveniente que los aproximadamente 20 minutos últimos se hacen largos, estridentes y repetitivos. Ya hemos entendido que se quiere representar el caos de la guerra y de la destrucción, los excesos en general, pero los recursos que se invierten para mostrarlo son repetitivos, largos, caóticos y disonantes.

Aún así, yo no me la perdería si tenéis la oportunidad de ir a verla.



Teatro: Teatre Victòria
Web teatro
Autor: Albert Pla
Dirección: Pepe Miravete
Intérpretes: Raül Fernández "Refree", Albert Pla y Fermín Muguruza


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies