El puente de los espías
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Ha vuelto Steven Spielberg, no el Spielberg más trepidante y aventurero, pero tampoco el exageradamente solemne y encorsetado de su última “Lincoln”. Ha vuelto el Spielberg con ganas de trascendencia y sobre todo el grandísimo director. Y lo ha hecho para contarnos una de esas historias basadas en unos hechos reales que tienen muchos de los ingredientes que ya hace años que sabemos que al realizador le interesan y apasionan.

El puente de los espías” nos traslada a 1957, en la época de la guerra fría. Unos agentes del gobierno de Estados Unidos capturan un espía ruso, Rudolf Abel (Mark Rylance). Más que por convencimiento por una operación de imagen donde se demuestre que los Estados Unidos ofrecen un juicio justo incluso a un enemigo, se encarga a un abogado especializado en casos de seguros que lleve la defensa de Abel en los tribunales. Esto pondrá a James Donovan (Tom Hanks) en el punto de mira de la opinión pública que lo considera defensor de un traidor. Pero a medida que el abogado conoce a su peculiar cliente se va convenciendo de que merece ver sus derechos garantizados. Y por otra parte, Donovan también hace ver el valor que el espía ruso podría tener de cara a un intercambio cuando un joven piloto norteamericano es capturado por los rusos (Austin Stowell) y un estudiante americano (Will Rogers) es encarcelado en Berlín.

El puente de los espías” es uno de esos films en los que parece que se hayan alineado todos los astros. Como director de la orquesta destaca un Spielberg con maestría de clásico. Bajo su batuta todo encaja y funciona, desde el tono al aspecto visual, la recreación de aquellos años, la tensión en la atmósfera, el trabajo de los actores o la atención que sus planos ponen a los objetos – un vaso de whisky, un alambre, un pincel, una moneda – tal como lo hacían grandes de la talla de Welles o Hitchcock.

El puente de los espías

Al cargo del guión están los hermanos Ethan y Joel Coen y Matt Charman. Entre todos tejen una historia que se toma su tiempo sin resultar lenta, que mantiene la tensión sin grandes momentos efectistas, que explica lo que quiere dejando la sensación de que no hay metido nada de más ni ha dejado nada fuera para entender desde el caso concreto hasta el entorno y el momento histórico y social en el que se engloba.

Ante la cámara Tom Hanks construye un personaje también de aire clásico, tras la potente estela de un James Stewart o Gary Cooper, uno de aquellos caballeros sin espada movido por las convicciones personales, pero capaz de sentir el miedo más humano. Pero permítanme destacar otra actuación, la de Mark Rylance, un actor con mucho prestigio en los escenarios ingleses pero que aquí ha sido un descubrimiento con su matizada encarnación del espía ruso. Las interactuaciones de los dos dan lugar a algunos de los mejores momentos de “El puente de los espias” y conjuntamente con secundarios de peso construyen unas interpretaciones matizadas e intensamente sutiles.

En la dirección de fotografía otro grande e imprescindible de la filmografía de Spielberg, Janusz Kamisnki, aportando un juego de luces y sombras clave en la transmisión de los claroscuros de la historia.

Y en la banda sonora, por temas de agenda, echamos en falta al habitual John Williams y quien firma la partitura es Thomas Newman. Su composición no es lo más destacable ni inolvidable del filme, pero su música consigue acompañar la acción sin imponer el tono en ningún momento.

Cuesta pues encontrarle defectos a este regreso de Spielberg, que ha sabido montar un thriller clásico, un puzzle sobre espías y política en el que nadie se perderá, formado de magníficas piezas que todas juntas nos dejan una de las películas del año.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies