Después de dos días de lleno absoluto por tierras murcianas, donde hace mucho tiempo que son profetas, Second desembarcó anoche, de la mano del Budweiser Live Circuit, en la sala Bikini de Barcelona, para presentarnos su nuevo trabajo, el octavo de la banda murciana, “Viaje Iniciático”, que justo ha visto la luz el pasado 9 de Octubre.

Viaje Iniciático” ha sido autoeditado de forma independiente y financiado a través de crowfunding, y producido de la mano del magnífico músico y productor afincado en Murcia, Juan Antonio Ross, que ya había colaborado con la banda en la producción del disco en directo para el quinceavo aniversario de la formación, “15”. La primera semana después de su publicación, el disco entró directamente en el quinto lugar de la lista oficial de ventas en España.

Personalmente, sólo había podido oír el single de presentación del disco, “Primera Vez” y después de escuchar gran parte del nuevo disco en el concierto, lo primero a destacar es que ha vuelto un Second más guitarrero, recuperando un poco su sonido más primigenio y oscuro, que quizá se había perdido a favor de los sintetizadores, especialmente en su anterior trabajo, “Montaña Rusa” (Warner Music, 2013).

El concierto conjugó sabiamente temas del nuevo disco con el catálogo de hits de la banda, con un respetable devoto y fiel que coreaba con devoción todas las canciones. Del nuevo trabajo pudimos escuchar Primera Vez, Nivel Inexperto, Atrévete o Nos miran mal. Como era de esperar, bombas sonoras de anteriores discos no podían faltar: Las Serpientes, Mañana, 2502 y Rodamos de su trabajo anterior, “Montaña Rusa”, N.A.D.A., Autodestructivos y Psicopático de “Demasiado Soñadores” (2011) y el fin de fiesta con la magnífica Rincón Exquisito de “Fracciones de un segundo”.

Second

Lejos queda aquel primer puesto en el Global Battle of the Bands (GBOB) hace algo más de una década. Ha llovido mucho desde entonces, y a pesar de la tendencia de muchos de meter a Second en el mismo saco de bandas “festivaleras”, los murcianos hacen gala de un bagaje y una experiencia escénica que solo dan las casi dos décadas que llevan rompiendo tarima.

Sean Frutos, una especie de Jarvis Cocker huertano, se come el escenario desde el minuto uno, con una de las voces más interesantes y personales del panorama nacional. Destila energía, que va en aumento a medida que el concierto se va calentando, tanto por las reacciones del público (más que fiel) como del resto de la banda, que, en comunión, disparan melodías al servicio del gurú. Un ente compacto. Amigos y músicos que disfrutan de la música y nos hacen disfrutar a nosotros.

El concierto sonó potente, limpio y claro. El bajo y la guitarra ganan protagonismo con respecto a giras anteriores y se reduce la dosis electrónica, aunque no desaparece del todo.

Fue todo un placer.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies