Querían a Cary Grant para el papel, pero con el dinero que pedía (un millón de dólares), se habrían quedado sin película. Para un escocés de nombre Thomas Connery representó la gran oportunidad para convertirse en el primer 007 con licencia para matar.

Sean Connery Goldfinger

Sean Connery, el primer Bond

Thomas Sean Connery nació en Edimburgo (Escocia) el 25 de agosto de 1930 y creció en plena depresión mundial. Hijo de familia humilde, vivían en un barrio modesto y en una casa pequeña.Cuando tenía 9 años empezó a trabajar repartiendo leche, carbón, patatas y cosas así, para ayudar a la familia

Gracias a su amigo Jimmy Laurie se presenta en 1953 en el concurso de “Mister Universo” ‘, celebrado en Londres, representando a su país natal, Escocia, quedando el tercero.

A finales de 1951, su afán por encontrar un trabajo y un salario hace que, por mediación de un amigo, entre en el mundo del espectáculo como tramoyista. Empieza a hacer de extra en algunas obras.

En 1957, el director de la BBC, Alvin Rakof, que en aquel tiempo preparaba la obra de “Requiem por un peso medio” para estrenarla en directo, se queda sin actor protagonista. Una actriz amiga suya, que con el tiempo fue su esposa, le preguntó: “¿Has entrevistado a Sean Connery? – No, ¿por qué debería hacerlo? – A las mujeres les gustará.” El resto es historia. La crítica fue unánime en alabar la interpretación de Connery. Este éxito le posibilitó trabajar en varias películas a finales de los años 50.

En 1958 le llega una oportunidad con un largometraje de elevado presupuesto, protagonizado por Lana Turner: “Another time, another place”, pero no sería su papel definitivo.

Gracias a “Darby O’Gill and the Little People” (1959), los productores que preparaban una película sobre el agente creado por Ian Fleming, James Bond, se fijarón en él.

Harry Saltzman, coproductor de las primeras películas de Bond, entrevistó a unos 200 actores para el papel del agente secreto. Según él mismo, le gustó la forma de moverse de Connery.
En 1962 se estrenó la primera película de la saga, “Agente 007 contra el Doctor No”. El éxito fue increíble. James Bond es convirtió en un sex-simbol internacional y Connery en una de las estrellas más famosas del mundo.

De 1962 a 1967, Connery rueda un total de cinco películas de Bond: “Agente 007 contra el Dr. No”,”Desde Rusia con amor”, “James Bond contra Goldfinger”, “Operación Trueno” y “Sólo se vive dos veces”. El éxito internacional de personaje hizo que el asedio de la prensa se convierte en una carga difícil.

En total en rodaría 7 films Bond sumando “Diamantes para la eternidad”, en 1971 y la última “Nunca digas nunca jamás”, en 1983.

Aunque Bond sigue siendo su papel más conocido, Sean Connery ha hecho una carrera brillante y ha rodado con un montón de directores importantes: Guy Hamilton, Alfred Hitchcock (“Marnie, la ladrona”), Sidney Lumet (“The Hill”) , John Huston (“El hombre que quería ser rey”), Richard Lester (“Cuba”), Richard Attenborough (“Un puente demasiado lejano”), Steven Spielberg (“Indiana Jones y la última cruzada”), Jean- Jacques Annaud (“El nombre de la rosa”) o Brian De Palma (“Los intocables de Elliot Ness”), por citar sólo algunos.

En 1988 fue nominado al Oscar al mejor actor secundario por su interpretación en “Los intocables de Elliot Ness”. Y se llevó el premio.

Militante del Partido Nacional Escocés, no fue hasta el 5 de julio del 2000, cuando ya tenía sesenta y nueve años, que aceptó ser armado caballero por la reina Isabel II.

En 2003 después del rodaje de la película “La liga de los hombres extraordinarios”, Sean Connery anunció su retirada del cine.

A pesar de que era mayor  que la mayoría de los Sex Symbols contemporáneos, Sean Connery ha sido a menudo calificado del hombre más sexy en varias revistas.

Sean Connery Goldfinger

James Bond contra Goldfinger

“James Bond contra Goldfinger”, la tercera protagonizada por Sean Connery y de la saga del espía, creó un estilo Bond que seguirían las sucesivas películas del agente secreto, por ejemplo introduce los famosos artilugios creados con la más alta tecnología para ayudar a 007, entre los que se incluye el Aston Martin BDS, con las conocidas modificaciones que siempre tienen todos los coches Bond.

– James Bond: “You expect me to talk?” (Espera que hable?)
– Goldfinger: “No, Mr. Bond, Y expect you to die! (No, Sr. Bond, espero que muera!) “

Auric Goldfinger es el mayor contrabandista de oro del mundo. James Bond el encargado de investigarlo. Lo que descubre es un siniestro plan conocido como “Operación Gran Slam”.Ayudado por unas extraordinarias conductoras y por un asesino sin escrúpulos, Goldfinger pone en marcha su plan. Los segundos cuentan y la tensión se dispara. Bond deberá entrar en acción a toda velocidad.

Desde la explosión de una bomba en el exterior de un centro nocturno hasta la fuga en el último minuto del jet personal del Presidente, la tercera aventura en la pantalla de James Bond no tiene freno. Sean Connery volvía como el Agente 007 para enfrentarse a un vil maniático obsesionado con destruir todo el oro de Fort Knox y arrasar la economía mundial.

El presupuesto de la película dirigida por Guy Hamilton fue cinco veces mayor (3,5 millones de dólares) que el de la película anterior de Bond y la mayor parte fue utilizado para pagar los costosos escenarios donde está rodada , como la recreación a escala natural de Fort Knox (el escenario más caro construido en Pinewood Studios hasta entonces).

Igualmente impresionantes son los efectos especiales logrados por John Stears al adaptar el ahora legendario Aston Martin DB5, conocido desde entonces como “El coche más famoso del mundo”.

“James Bond contra Goldfinger” representó un cambio radical en las películas del agente secreto tanto artísticamente como en términos de impacto de la serie en la cultura popular. Fue la primera en dar énfasis a los elementos de alta tecnología que han pasado a ser uno de los rasgos característicos de la saga.

Asimismo, Goldfinger reflejó la intención del director Guy Hamilton de realizar un acercamiento más irónico a las películas y, en consecuencia, se introdujo más humor. Mientras algunos aún discuten si con Goldfinger las películas de Bond abandonaron cualquier intento de reflejar historias de la vida real de los espías, lo cierto es que esta película fue el inicio de la imagen Bond que todos recordamos: una héroe todo terreno y con tendencia a salidas graciosas, incluso, cuando se enfrenta a una muerte segura.

Cabe destacar el reparto: Gert Fröbe como el vil Goldfinger y Harold Sakata como Oddjob. El ayudante de Goldfinger y su sombrero mortal son realmente inolvidables, al igual que Pussy Galore interpretada por Honor Blackman que se convertiría en la primera de las heroínas liberadas en la gran pantalla.

Hablando de inicios también fue la primera participación de Shirley Bassey como intérprete del tema principal. Una de las mejores canciones de la saga Bond.

Fleming visitó el set de Goldfinger pero murió en 1964, antes de que la cinta estuviera terminada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X