"Mírame bien" de Anjelica Huston
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Cumplidos los sesenta y cuatro años, la actriz Anjelica Huston echa la vista atrás para repasar una trayectoria íntima y profesional, unida a algunos de lso grandes momentos de la Historia del cine. Un libro de memorias que se disfruta también como un lúcido ejercicio de introspección.

Recuerdo cuánto disfruté, hace ya unos años, devorando las Memorias de John Huston. En ellas, el director de El halcón maltés se mostraba por supuesto a la altura de su propio mito, haciendo buena la famosa frase de Orson Welles: “La obra de John Huston no es tan interesante como su propia vida”. El placer de la lectura estaba no solamente en conocer de primera mano un pedazo de la reverenciada historia del Hollywood clásico, sino en escuchar una “voz” literaria de estilo ágil y directo, pero sorprendentemente personal y sincera, que asomaba por un texto escrito por un hombre que a lo largo de su vida devoró en gozoso desorden tres o cuatro libros cada semana.

Reconozco que leyendo ahora las memorias de su hija Anjelica, he revivido una parecida sensación de felicidad. En Mírame bien encontrarán las jugosas confesiones de la estrella de cine que se hizo famosa nada más nacer mientras su padre rodaba en el Congo Belga La reina de África; que frecuentó a artistas y famosos de todo pelaje, desde Marlon Brando a Carson McCullers; que fue compañera sentimental de Jack Nicholson y rodó a las órdenes de directores tan distintos como Stephen Frears, Woody Allen o Nicolas Roeg, además de su propio padre.

Pero este libro es también es un interesante ejercicio de “escritura del yo”, en el que su autora se permite reflexionar sobre los más diversos asuntos, como hacen todos los buenos libros de memorias. Resulta refrescante comprobar que, a punto de empezar su participación en Life Aquatic de Wes Anderson, la actriz todavía pasa la noche en vela antes del rodaje, como si fuera una principiante. O leer su un tanto amarga despedida sentimental del director Bob Rafelson, que desmiente el eterno cuento de hadas del mundo del cine. Huston confiesa que uno de sus temas literarios predilectos es el amor imposible que perdura a lo largo del tiempo. Quizá por eso, revive un deslumbrante pasado sin nostalgias ni rencores, con un conmovedor vitalismo y una sinceridad en las antípodas de la típica hipocresía hollywoodiense. Desde el principio del libro, la protagonista de Paseo por el amor y la muerte desmonta los tópicos acumulados en torno a ciertas figuras, empezando por su propio padre. Huston cuestiona la imagen de “macho alfa” del padre para describirnos en su lugar a “un hombre complejo, autodidacto en gran medida, curioso y muy leído”. De su antiguo compañero sentimental Nicholson confiesa cuánto le conmueve verle interpretar papeles complejos (“Cuando Jack interpreta hombres destrozados, siempre me rompe el corazón”), al tiempo que describe cómo la inmersión en el papel de Alguien voló sobre el nido del cuco contribuyó a tensar su relación sentimental.

La elección del título, la réplica de la actriz al fatalista pronosticó del director Tony Richardson, quien se atrevió a decirle que nunca llegaría a nada en la vida, confirma que no estamos ante un libro rutinario de recuerdos de una estrella en su crepúsculo, sino más bien ante un sólido ejercicio de introspección escrito por una excelente actriz que en plena madurez echa la vista atrás sin asomo de ira y con mucha lucidez.



Editorial: Lumen
Web editorial
ISBN: 9788426422422
Páginas: 688
Precio: 24,90 €


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies