Recientemente nominado a los premios Max, el dramaturgo y director Iñigo Guardamino apuesta por un híbrido entre el teatro documental y el teatro onírico con su obra más ambiciosa en fondo y forma: “Sólo con tu amor no es suficiente”.

“Sólo con tu amor no es suficiente” evoca a un sinfín de conclusiones… ¿Habla usted de relaciones sentimentales o de Dios?

De ambas… Sólo con dios no da para ser feliz, no es sustituto del amor humano, y al mismo tiempo las relaciones personales muchas veces nos piden desarrollarnos como seres humanos… unas risas, en definitiva

¿Esta pieza tiene algún pulso con Dios?

No se puede echar un pulso con el aire.

¿Y con la dependencia emocional?

Si un pulso es intentar comprender lo que nos mueve, lo que nos ata a todos, sí.

Creo que es la primera vez que se enfrenta a un personaje que requiere una fisicalidad muy concreta: las siamesas de Hiroshima. ¿Por qué se decanta por esta unión de dos cuerpos en uno? ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con esta premisa?

Me apetecía el desafío físico y corporal y las actrices (Ana Del Arco y Esther Acebo) han sido muy valientes y han estado a la altura del reto, estoy muy contento.

¿No soy la primera en preguntarle esto: ¿Por qué un Juan Pablo II negro y una mujer interpretando a Pedro Arrupe?

Juan Pablo II es negro porque tras la pérdida de su madre se obsesionó con la virgen María en general y la de Czestochowa en particular. La virgen negra se lo ha tragado. Arrupe fue la conciencia de la iglesia, el defensor de los oprimidos y la mujer hoy en día es una mayoría oprimida que traerá el futuro.

El sello de autor se percibe con las características similares que pueden encontrarse en Vacaciones en la inopia y en su nueva pieza ¿Por qué ahora quiere huir un poco de la fragmentación y la ausencia de personajes?

No ha sido consciente, pero cuando al ser, en parte, teatro documental el personaje está de frente y en el centro, aunque hay varios personajes dentro de cada uno.

Le suele dar mucha importancia a lo audiovisual… ¿Se debe al intento de no querer despegarse completamente del teatro imagen, teatro performativo?

Creo que en el teatro cabe el mundo. No distingo entre audiovisual, performativo, musical o jolgorio… todo vale.

Ahí va una ronda de por qués: ¿Por qué usted escribe esta pieza? ¿Por qué el público tiene que verla? ¿Por qué debería repetir?

Como todas: necesito escribirla.Creo que es una historia diferente. Y también van a ver a un elenco maravilloso. Pueden repetir si se quiere profundizar en la obra, pero con que vengan una vez sí es suficiente.

Por último… ¿Si Guardamino no fuera dramaturgo sería sacerdote?

Para nada. Bueno, sí. Sacerdote vudú.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies