Marte (The Martian)
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Ridley Scott vuelve a dar un puñetazo sobre la mesa con una gran película. Con “Marte (The martian)”, sigue la estela del cine de ciencia ficción que inició con “Alien, el octavo pasajero” y que continuó con “Blade Runner” y “Prometeus”. Sobre terrenos nada terrenales Scott desarrolla su talento como pocos directores. Es capaz de sacar lo mejor de sí para entretenernos y interesarnos durante casi dos horas y media.

La tarea se complica, más teniendo en cuenta que la acción transcurrirá, principalmente, en el planeta rojo con un solo personaje. Matt Damon da vida a Mark Watney, un astronauta, botánico, a quien consideran muerto que resiste a todas las dificultades que se le ponen por delante. Y busca la manera de sobrevivir en un terreno hostil y en unas circunstancias nada favorables.

El guión de Drew Goddard basado en la exitosa novela de Andy Weir, “El marciano”, focaliza el relato en dos frentes: la supervivencia y la comunicación. En el primer caso, la soledad de Watney, va acompañada de un ritmo y dinamismo que nos permite seguirlo amablemente. En el segundo, la comunicación aparece como gran tema. Y es que saberse escuchado y la palabra del otro nos da vida y fuerza para soportar las adversidades más duras. Pero de una situación aparentemente atascada, donde el aislamiento ralentiza la acción, las secuencias se van encadenando hacia una comunicación que enriquecerá la narración. Así pues, la estructura dramática del film permite encontrar un equilibrio que seduce a los espectadores. Cabe destacar, que la banda sonora de Harry Gregson-Williams ayuda a crear ambientes y emociones que hacen sobresalir, todavía más, el producto final.

Marte (The Martian)

Sin embargo, Ridley Scott se centra en los pequeños detalles para vestir la historia de cotidianidad. Un realismo poco común en las películas de este género que permite captar la atención del gran público. Podríamos afirmar, pues, que la habilidad de Scott radica en saber construir una historia que navega por las leyes de la metafísica futurista a base de partículas y particularidades humanas. La capacidad de explicarnos con sencillez su mensaje huye de cualquier pretensión aleccionadora. Una historia clara y directa, sin segundas lecturas. Con algún exceso del American way of life (en forma de epilogo) que, siendo evitable, no desvirtúa el resultado global. Si alguien busca complejidades y masturbaciones intelectuales que huya de esta propuesta. En efecto, “Marte (The martian)” se convierte en una película apta para todos los públicos, ausente de vanidad. Con el principal objetivo de entretenernos. Y lo consigue con una sobriedad y elegancia determinantes. El mejor Ridley Scott ha vuelto de la mano de una historia de ciencia ficción que le hace un lugar destacado dentro del género. Siéntense, pónganse las antenas y disfruten.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X