Una caja de cartón sanguinolento es el símbolo del impactante final de la emblemática película “Seven”, de David Fincher, recordado por todos los fans del género. En Septiembre ha celebrado el 20 aniversario de su estreno y el Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya conmemora este hito dedicándole el cartel de su 48ª edición. Preparados? Comienza el “Fantàstic”.

We are still here

We are Still Here

Iniciamos día y Festival en la sala Tramuntana (que no sería la mejor sala del mundo) para ver el film de Ted Geoghegan “We are still here”.

Tras la muerte de uno de sus hijos, Anne y Paul Sacchetti se trasladan a una casa en un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra -y sólo llegar suena una de esas músicas que indican que allí no habrá buen rollo, lo que en la vida real también sería práctico que te avisarán de esa manera. Efectivamente, en seguida una serie de hechos extraños convencerán Anne que el espíritu de su hijo habita la casa. Para tratar con los fantasmas, invitarán una excéntrica pareja.

“We are still here” es la típica película de casa encantada con pasado poco agradable (tanto como el sótano que tiene) en un pueblo que tiene cosas que decir. De corte clásico y con momentos de cámara subjetiva es un film efectivo sin que aporte nada nuevo al género pero que consigue inquietar cuando lo ves en una sala a oscuras mientras, secretamente, te alegras de no tener sótano por el que preocuparte.

La bruja

La bruja (The Witch)

Continuamos en el Auditorio (y con 15 minutos de retraso o no sería el Festival de Sitges) con la producción estadounidense “La Bruja” (The Witch) dirigida por el debutante Robert Eggers, que se alzó con el premio al mejor realizador en Sundance 2015, convirtiéndose en uno de los nuevos directores con mayor proyección dentro del panorama del cine fantástico actual. Es el momento de la película inaugural.

“La bruja” nos traslada a Nueva Inglaterra, en el siglo XVII. Una familia intenta salir adelante en medio de un entorno áspero. Sin embargo, algo oscuro parece que los acecha: un bebé desaparece en un abrir y cerrar de ojos, la cabra empezar a dar sangre en lugar de leche … y todos temen que los hayan maldecido.

El filme, protagonizado por Anya Taylor-Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie y Harvey Scrimshaw, mantiene al espectador en una atmósfera de pesadilla opresiva de aquella época. Su terror se cocina a fuego lento y con pequeños detalles que van sumando. La opresión e incomodidad que genera “La bruja” va in crecendo haciendo que el espectador cada vez se remueva más inquieto en su sillón hasta el desenlace final.

“La Bruja” combina la vocación de cine de terror clásico con la especulación histórica y el drama familiar, indagando también en las raíces de la religiosidad de la sociedad norteamericana así como también en la naturaleza del Mal. Con toques del “El resplandor” de Stanley Kubrick, de “La cinta blanca” de Michael Haneke y un cierto ambiente de “El exorcista” de William Friedkin, “La bruja” está convirtiéndose en una de las películas de género más esperadas al año y que llegará a España distribuida por Universal Pictures.

“La bruja” no es exactamente la película que uno espera o imagina para inaugurar un festival como Sitges. De su calidad pero no dudamos ni nosotros ni la gente que ha aplaudido cuando ha terminado la proyección.

Absolutely anything

Absolutely Anything

Una junta alienígena (las voces de la cual pertenecen nada menos que a los Monty Python) da a un hombre cualquiera la habilidad de hacer todo lo que le parezca. Si demuestra que puede utilizar sus poderes para el bien, invitarán la Tierra a añadirse al consejo de sabios interplanetario. Si no, simplemente destruirán el planeta, este el punto de partida de “Absolutely anything”.

Si os digo Terry Jones, el director de este film, quizás no os doy ninguna pista. Pero si os digo Monty Phyton ya podreis deducir que “Absolutely anything” no nos ha hecho llorar. Terry Jones ha dirigido las películas ideadas por el grupo, como “La vida de Brian” (79) o “El sentido de la vida” (83). Eso son palabras mayores, compañeros y compañeras.

“Absolutely anything” es una comedia fantástica, con el ingenio surrealista y la ironía que caracteriza el genial humor de los Python. Interpretada por Simon Pegg y Kate Beckinsale, también nos encontramos con un homenaje póstumo a Robin Williams quien se encargó de poner la voz a Dennis, un perro muy especial.

Después de los primeros sobresaltos del Festival desengrasar un poco con la imaginación surrealista y el humor genial de los Monty Phyton sienta de coña.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X