Lo malo de ser perfecto
5Nota Final

Hasta el 27 de Septiembre, Antonia San Juan, Luis Miguel Seguí i Félix Navarro aterrizan en la sala Barts del Paralelo barcelonés para explicarnos situaciones cotidianas (y no tanto) desde una perspectiva de humor ácido, corrosivo y con un sello muy personal.

Antonia San Juan dirige el montaje que vemos en la Barts, además de protagonizarlo junto a Luis Miguel Seguí i Félix Navarro. En la obra se recogen y teatralizan anteriores montajes que la actriz había desarrollado en formato de corto cinematográfico, como V.O. y La China. Así, situaciones diversas y muy diferentes entre sí se van combinando a lo largo de la hora y media que dura el espectáculo, para hablarnos, básicamente, de relaciones humanas. Viviremos una cita a ciegas muy particular, una tarde de sinceridad entre yonkis o una espera en la sala del doctor, donde observaremos al ser humano desde su perspectiva más mezquina y despiadada, pero también más divertida.

Antonia San Juan tiene una personalidad muy fuerte y una manera muy reconocible de estar arriba de un escenario, cualidad que puede ser buena y mala al mismo tiempo. La parte buena es la actriz en sí misma; San Juan es la maestra de ceremonias, la presencia esencia en el escenario, no importa quien la acompañe, y marca el ritmo trepidante e inteligente de los diálogos y situaciones. Se mueve segura, sin complejos y con una agudeza mental envidiable.

Los textos son ácidos, con mala leche y muy divertidos, mezclados con un punto de absurdo y crítica social que los hacen muy digeribles, pero el problema es que no dejamos nunca de ver a Antonia San Juan en el escenario. Su personalidad se come a los personajes a los que trata de dibujar, o al menos es lo que me pasaba a mí. No dejaba de verla a ella ni cuando hacía de actriz seductora, ni cuando interpretaba a una yonki de arrabal ni cuando era una ancianita esperando en la consulta de la seguridad social. Su manera de representar tan personal deja una marca, una huella o impronta, como prefiráis, pero este hecho condiciona al mismo tiempo a sus personajes, haciendo que por delante siempre la veamos a ella, a la actriz y show woman, y no acabe de disolverse nunca.

A pesar de esto, la obra es divertida y, como decía, goza de textos ácidos, divertidos e incisivos. Los dos actores que sirven de “coreografía” para mostrar las dotes de Antonia San Juan lo hacen francamente bien. La compenetración con Luis Miguel Seguí (que ha sido pareja sentimental de San Juan hasta hace bien poco) se nota sobre el escenario, y Félix Navarro, además, nos canta entre escena y escena.

Para reír, pasar un rato divertido y no por ello dejar de pensar.



Teatro: BARTS
Web teatro
Intérpretes: Antonia San Juan, Luis Miguel Seguí i Félix Navarro


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies