Estamos ya en el penúltimo día de festival y hoy hemos vivido la jornada más gris en la Competición oficial, con films que no han dado el nivel esperado o incluso directamente han hecho que nos preguntáramos quién les ha seleccionado para el concurso y por qué. Por suerte los que hemos visto en la sección de Perlas venidas de otros certámenes han sido todo lo contrario.

FREEHELD

La primera película de la sección oficial hoy la firma Peter Sollet y reproduce un caso real. Freeheld” es la crónica de la lucha que protagonizaron una policía de Nueva Jersey, Laurel Hester (Julianne Moore), y su pareja, Stacie (Ellen Page). Tras conocerse, consolidar su relación y comprar una casa, a Laurel le diagnosticaron un cáncer de pulmón. Cuando comenzaban a disminuir las posibilidades de que superara la enfermedad, reclamaron que Stacie pudiera disfrutar de los beneficios de la pensión de Laurel y conservar la casa, derechos que tenían garantizados los matrimonios. Pero el hecho de que ellas fueran una pareja de hecho de dos mujeres, llevó al contado a negarles la petición. Un veredicto que ellas no se resignaron a aceptar y que las llevó a apelar con el apoyo de activistas pro-igualdad.

Julianne Moore i Ellen Page a "Freeheld"

Los títulos de crédito finales muestran varias fotos de la pareja en la vida real, instantáneas de su periplo que vienen a demostrar que lo que hemos visto en la película se ajusta mucho a lo que fueron los hechos reales. Y esto es “Freeheld“, la narración de forma convencional y nada arriesgada de unos hechos dramáticos. La fuerza radica pues en lo que pasó a la realidad y en que éste sea un caso digno de dar a conocer.

Pero la película de Sollet le aporta poco más, entregando un resultado muy de telefilme donde aparte de las buenas interpretaciones de Moore y Page, los momentos más distendidos en que aparece Steve Carell (encarna al activista pro derechos gay Steven Goldstein) y algunos solventes secundarios como Michael Shannon y Josh Charles, pocas cualidades se le pueden destacar.

En el encuentro con la prensa, Ellen Page, que recientemente ha salido públicamente del armario, ha tenido que responder a las preguntas de turno sobre su situación personal y la identificación con el personaje que interpreta en el film. Y no ha evitado manifestar que espera que “Freeheldsea para las lesbianas un film tan importante como lo fueron “Brokeback Mountain” o “Philadelphiapara los hombres homosexuales.

EL CLAN

Fuera de las películas a competición es donde hoy hemos encontrado el buen cine del día. En primer lugar, El Clande Pablo Trapero, que le valió el premio a Mejor Director en la pasada edición de la Mostra de Venecia. Aquí también se retrata unos hechos reales, que tuvieron como protagonistas la familia Puccio. Liderados por su patriarca, Arquímedes Puccio (Guillermo Francella) y con la connivencia de su mujer, sus dos hijas y sus tres hijos, Alex (Peter Lanzani), Maguila (Gastón Cocchiarale) y Guillermo, el clan se dedicaba a secuestrar gente acomodada para reclamar rescates a sus familiares. Pero una vez conseguido el dinero no tenían intención de devolver con vida al secuestrado.

Pablo Trapero, director de El Clan. Foto: Gorka Estrada

Trapero va explicando los hechos en una especie de thriller que aparte de los secuestros y la manera de hacer de los Puccio para no ser descubiertos, muestra también las tensiones familiares entre el padre, los miembros de la familia que aceptan lo que pasa sin más y los hijos que ponen en cuestión los delitos pero sin denunciarlos.

En una buena y compensada combinación de acción, misterio policial, referencias a una época concreta de la historia reciente argentina y la relación entre el padre (portentosa interpretación de Guillermo Francella) y sobre todo uno de sus hijos, El clanencuentra los ingredientes del éxito.

SON OF SAUL

Mayúscula ha sido la otra perla del día, que venía de pasar por Cannes donde se llevó el Gran Premio del Jurado y el premio Fipresci. Son of Saul” es una película dura, intensa, que mantiene al espectador implicado en todo lo que pasa, colocándole de lleno en medio de la acción desde el primer plano y hasta el final.

En su primer largometraje, Lázló Nemes nos introduce en un campo de concentración nazi en 1944. Allí está Saul (Géza Röhrig), un judío que pertenece a uno de los sonderkommando, grupos de prisioneros a los que se obligaba a trabajar en el campo conduciendo a los nuevos capturados hacia las cámaras de gas, clasificando sus pertenencias o alimentando las calderas, hasta que al cabo de un tiempo también se les ejecutaba. Después de que un grupo sea gaseado por los nazis, Saul reconoce a su hijo entre los muertos y emprenderá un difícil periplo para conseguir enterrarlo con un rabino, en lugar de dejar que envíen el cuerpo al crematorio como todos lo demás.

sonofsaul

A lo largo de todo el metraje acompañamos a Saul como si fuéramos su sombra, ya que Nemes coloca la cámara pegada a su hombro en un primer plano muy cerrado del protagonista y no deja que nos despeguemos ni un segundo mientras él presencia y participa del horror, sufre humillaciones y se enfrenta a todo para intentar conseguir una misión imposible.

El uso del sonido y la fotografía, y la actuación del protagonista aguantando esta cámara tant cercana todo el metraje, contribuyen también a hacer de Son of Saul” una de las películas más impactantes que hemos visto, incluso entre las que tocan el tema de los campos nazis. Aporta una perspectiva diferente, dejando difuso al fondo un contexto que ya conocemos y hemos visto otras veces para hacernos partícipes de una manera muy personal de un mal del que no podemos escapar. Una gran película y sin duda muy por encima del nivel que estamos viendo en la sección oficial de este año.

UN DIA PERFECTE PER VOLAR

Y para cerrar la jornada volvemos a la sección a competición, para reencontrarnos con el catalán Marc Recha. Por desgracia su Un dia perfecte per volar” pocos han entendido qué hace en la selección oficial del festival y ha conseguido el triste récord de abandonos de la sala a media proyección, aunque la cinta apenas dura 75 minutos.

Un dia perfecte per volar, de Marc Recha

Con un aire a vídeo casero reaprovechado y rodado de forma improvisada, el film nos presenta a un niño (Roc Recha, hijo del director) que pasea por el monte acompañado de Sergi (Sergi López). Los dos hacen volar una cometa y narran un cuento sobre gigantes, arañas venenosas, jabalíes y peces voladores.

Y a partir de aquí que cada uno le encuentre la poética o el simbolismo que le quiera encontrar o ninguno en absoluto. A la salida del cine había interpretaciones para todos los gustos, de las más insulsas a las alegorías más alocadas sobre lo que significan la cometa, la araña y las medusas. Nosotras, francamente, no le hemos encontrado ni le hemos sabido ver ningún rumbo a la película que, a pesar de ser tan corta, se eterniza y no provoca demasiadas sensaciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies