Aunque la presencia de Jake Gyllenhaal, Josh Brolin y Emily Watson, vaya a aportar la parte justita de glamour en la alfombra roja de la gala de inauguración de esta edición de la Mostra, esta vez no es esperable que ‘Everest’, la película de apertura del festival veneciano, vaya a situarse en la lista de favoritas de cara a la temporada de premios, tal y como ocurrió con ‘Gravity’ en 2013 y ‘Birdman’ en 2014.

La receta de Everest , la película sobre las dos expediciones atrapadas por una tormenta en su intento por ascender la montaña en 1996, es bien conocida. La misma del cine de catástrofes de los 70 y los 80. El de ‘El coloso en llamas’ o ‘La aventura del Poseidón’. Un reparto coral lleno de estrellas y actores reconocidos, además de los tres mencionados, Keira Knightley, John Hawkes, Sam Worthington, Jason Clarke, Michael Kelly y Robin Wright, una rápida presentación de los personajes y de la situación para que nos vayamos situando, y en seguida surge una situación extrema inesperada, si bien aquí no tan fortuita (no a cualquiera se le ocurre ascender la montaña más alta del mundo), y a luchar por la supervivencia.

Everest

Como es lógico en una superproducción made in Hollywood los valores técnicos son sólidos y permiten una recreación creíble de Katmandú, de las montañas del Himalaya y de los distintos campos y vías que atraviesan las expediciones. Pero el islandés Baltasar Kormakur no acierta a darle a ‘Everest’ la épica y la espectacularidad que requiere, ni neutralizar el hándicap de que durante gran parte del metraje los personajes vayan completamente cubiertos por el equipamiento de alta montaña y que las congelaciones no sean tan cinematográficas como , por ejemplo, las amputaciones, ni es capaz de sacar provecho al 3D y lograr el efecto de inmersión de ‘Gravity’, sin ir más lejos.

Everest’ sólo apunta ciertos temas que podrían haber dado mucho más juego como la mercantilización de la aventura convertida en un producto vendido por las agencias de viajes o las razones que llevan a los humanos a arriesgar su vida por escalar una montaña, pero finalmente no acaba siendo nada más que una producción de aventuras pensada para verla en el multicine más cercano mientras uno se atiborra a palomitas.

 jakegyllenhaal2

La encargada de inaugurar la sección Orizzonti, donde el festival supuestamente programa sus películas más rompedoras y arriesgadas, ha sido ‘Un monstruo de mil cabezas’ del mexicano nacido en Uruguay, Rodrigo Plá, que ya se llevó el premio a la mejor ópera prima presentada en la edición de 2007 de este festival con ‘La zona’.

En ‘Un monstruo con mil cabezas’ narra el intento desesperado de una mujer enfrentada a su compañía aseguradora, por conseguir asistencia sanitaria para su marido enfermo. Su pelea acompañada por su hijo contra la burocracia, la corrupción y los malditos modelos estadísticos y planes de incentivos de las grandes corporaciones. La película logra mantener la tensión a lo largo de sus 75 minutos y transmitir la desesperación de su protagonista con un hábil juego de tiempos y puntos de vista y la utilización del sentido del humor, si bien no cuenta nada que no hayamos visto antes en otras ocasiones.

Equipo de "Un monstruo de mil cabezas" en Venecia

También se ha podido ver en la sección Venice Days, otra película latinoamericana, la coproducción hispano-chilena La memoria del aguade Matías Bize protagonizada por Elena Anaya y Benjamín Vicuña que está triunfando en la actualidad en las taquillas del país andino. La nueva película del director de ‘En la cama’ que ganó la Espiga de Oro de la Seminci’ 05 y el Goya’11 a la mejor película latinoamericana por ‘La vida de los peces’, es un dramón sobre la pérdida de un hijo, lastrado por sus continuos subrayados, ya sean unos diálogos solemnes e innecesarios que suenan a falsos, unas situaciones forzadas que buscan hacer visible lo que ya es obvio, incluida una catarsis fabricada y poco verosímil o cada nota de piano de su banda sonora. El melodrama llevado a sus peores extremos.

La memoria del agua

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies