Y de repente tú
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Llega a las salas una nueva comedia romántica dirigida por Judd Apatow y protagonizada por Amy Schumer, que también hace el guion, que promete ser diferente y romper moldes de un género demasiado tipificado.

“Y de repente tú” se promociona como la comedia romántica que nunca vería tu madre. Y hacer este tipo de anuncio tiene sus peligros porque uno espera algo diferente en un género que lleva años y años repitiendo clichés.

Pero ante todo, situémonos. Desde pequeña, Amy ha oído a su padre decir que la monogamia no es un estado realista. La periodista vive de acuerdo con las creencias de su progenitor, disfrutando de una vida sin vínculos, libre de aburridas promesas románticas. Y un buen día le encargan escribir un artículo sobre un médico deportivo y Amy se replantea sus creencias y su estilo de vida.

Dirigida por Judd Apatow y protagonizada (y guionizada) por Amy Schumer, una monologista en la vida real que, os soy sincera, no conocía en absoluto, “Y de repente tú” lucha por romper moldes en el bosque de árboles idénticos que es la comedia romántica. ¿Lo consigue?, os preguntaréis. Pues tengo que decir que no. Parece que sí. Tiene un arranque y unos momentos iniciales muy dignos y que despiertan la esperanza.

Y de repente tú

El papel de Amy no es una novedad, sólo han dado las características habituales del rol masculino al personaje femenino mientras que el médico deportivo, rodeado por unos cameos de lujo, es el que está decidido al compromiso. La periodista no está para vínculos, ni compromisos, no quiere oír hablar de matrimonio ni en broma y se tira a todo el que le pasa por delante. Pero si se está haciendo comedia romántica tiene que surgir el amor, la crisis, el punto de drama y el giro del personaje hacia una nueva vida y aquí es donde “Y de repente tú” deja de ser original y rompedora y acaba siendo previsible como el resto.

Falta, pero, responder otro punto muy importante: ¿me he reído? Y la respuesta, en este caso, es que sí. El guión que ha creado Amy Schumer a medida de su personaje es irreverente con un punto soez. Si entras y no te ofende, te hará reír bastante, que ha sido mi caso. La lástima es que no se mantenga el nivel humorístico durante todo el film.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies