Tres grandes del cine estadounidense nos han dado dos de cal y una de arena. Todd Haynes triunfa con ‘Carol’, Woody Allen gusta a la mayoría con ‘Irrational Man’ y Gus Van Sant se pierde en el bosque de ‘The Sea of Trees’. Entre las europeas, aplausos para la italiana ‘Madre Mia’ de Nanni Moretti y la francesa ‘Mon Roi’ de Maïwenn se lleva sobre todo los del público local.

Ya surgió la primera favorita para la Palma de Oro.Carol la adaptación de la novela ‘El precio de la sal’ de Patricia Highsmith que ha dirigido Todd Haynes y protagonizan Cate Blanchett y Rooney Mara, magníficas ambas complementándose a la perfección, se ha colocado la primera en la mayoría de listas y apuestas. Drama intimista y sutil, sin efectismos o golpes de efecto, sobre dos mujeres que se enamoran en los Estados Unidos de los años 50. Por un lado, Carol, una mujer madura de clase acomodada madre de una hija, a punto de divorciarse que tiene perfectamente asumida su homosexualidad y por otro, Therese, una joven dependienta de unos grandes almacenes en vía de autodescubrimiento. Dos mujeres vulnerables, cada una de una forma diferente, que encuentran el complemento perfecto en su relación.

carol

Con una ambientación cuidadísima, una fotografía de encuadres precisos y una hábil utilización del color deudora de los cuadros de Edward Hopper que realza el frío del entorno en el que viven las protagonistas, una banda sonora que envuelve y una dirección llena de clase capaz de mantener un pulso firme y sostenido durante todo el metraje se ha colocado entre los grandes títulos que recordaremos en esta edición del festival.

Y si a Todd Haynes le corresponde el éxito, al otro director estadounidense de la competencia le ha tocado llevarse los mayores palos de esta edición. Gus Van Sant, ganador de la Palma de Oro por ‘Elephant’, y su The Sea of Trees han recibido el primer gran abucheo del festival. Y es que esta mezcla melodrama familiar a lo best-seller romántico rosa, léase Nicholas Sparks con el ‘pseudobudismo animismo zen’ japonés e historia de supervivencia acaba por resultar ridícula. El mar de árboles al que se hace referencia en el título es el bosque de Aokigahara en las faldas del monte Fuji en Japón, un lugar al que acude Arthur Brennan (Matthew McConaughey) a poner fin a su vida. Allí se encontrará con Takumi Nakamura (Ken Watanabe), un japonés que también vaga por el bosque y al que intentará salvar.

gusvansant

En este periplo por el bosque buscando la salvación los dos protagonistas discutirán sobre lo divino y lo humano, sobre la espiritualidad y la racionalidad en un nivel básico ‘para dummies’ mientras Arthur recuerda la vida con su esposa, interpretada por Naomi Watts, y la situación que le ha llevado a ese bosque. El guión encadena un crescendo de recursos tramposos en busca de la lágrima fácil que resultan excesivamente obvios, lastrados además por una dirección que se empeña en subrayar lo que ya en el guión resulta demasiado evidente.

Mejor suerte ha corrido el nuevo trabajo de otro ganador de la Palma de Oro, Madre mia de Nanni Moretti, una película que por su tono recuerda mucho precisamente a ‘La habitación del hijo’, película por la que se llevó el premio gordo de Cannes en 2001. Y si en aquella ocasión hablada de la muerte de un hijo, ahora lo hace de la pérdida de la madre.

Esta vez se reserva para él un papel secundario y cede el protagonismo a Margherita Buy, que interpreta a una directora de cine con una madre enferma obligada a lidiar en el rodaje de su última película con una estrella estadounidense, interpretada por John Turturro, en un papel de casi bufón que en otras películas del director italiano habría encarnado él mismo. El ego de Moretti es tan grande que parece que necesita dos alter egos. Moretti logra un fino equilibrio entre comedia y drama, la realidad y la ensoñación, la búsqueda de la emoción y el humor.

nanimoretti

La primera película francesa en la competición ha sido Mon Roi de la también actriz Maïwenn, ganadora del Premio del Jurado de la edición de 2011, y protagonizada por Vincent Cassel y Emanuelle Bercot, directora de ‘La Tête Haute’, la película que inauguró esta edición. El rey al que hace referencia el título de la película es Georgio, la pareja de Tony, que durante la rehabilitación de una grave lesión de rodilla se toma el tiempo para pensar qué le ha llevado a esa pasión casi autodestructiva por él.

Mon Roi’ está estructurada en dos partes: por un lado, el recuerdo de la relación desde su inicio hasta la situación actual y por otro, la propia recuperación física y mental de la protagonista que se acaba convirtiendo en mero vehículo de la anterior. El principal problema de la cinta está en la falta de coherencia en la evolución de la relación de la pareja protagonista. Las relaciones humanas son complejas e impredecibles, pero no tan arbitrarias como las que plantea la película. Las idas y venidas de la pareja, las vueltas y revueltas de su relación parecen más marcadas por el capricho, la necesidad de llenar el tiempo de la película e introducir algunos gags más o menos ocurrentes por parte del guionista , que por un mínimo de coherencia de la historia o las actuaciones de los personajes.

Fuera de concurso, Woody Allen

Irrational Man la última película del director neoyorquino se ha presentado fuera de concurso. En la línea de ‘Delitos y faltas’ o ‘Matchpoint’, pero en un tono más ligero y desenfadado y resultados no tan satisfactorios, plantea al espectador ante el dilema moral de su protagonista, un profesor universitario de filosofía interpretado por Joaquin Phoenix que deberá decidir la forma correcta de actuar cuando él y una de sus alumnas (Emma Stone) reciben una información sobre unos hechos en su opinión injustos.

woodyallen

La tensión surge por la oposición de las dos visiones de los protagonistas: por un lado, el profesor de filosofía, un teórico académico con tendencia a dejarse llevar por los dogmas filosóficos y por otro, la alumna con los pies en la tierra y que se cuestiona la aplicación práctica de esos dogmas en la vida real. De aquí surgirán una serie de enredos románticos y criminales que conforman la mejor película del director de Brooklyn desde ‘Midnight in Paris’.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies