Una noche para sobrevivir
4Nota Final

El mafioso y antiguo sicario Jimmy Conlon (Liam Neeson) tiene una noche para defender a su distanciado hijo de su mejor amigo, el jefe de la mafia Shawn Maguire (Ed Harris), quien quiere que pague por la muerte de su propio hijo.

El director Jaume Collet-Serra (“Unknown”) y el actor Liam Neeson (“Non-stop”) se vuelven a unir por tercera vez para traernos “Una noche para sobrevivir” (“Run all night”): una película que se queda a medias entre una historia de redención, una pelea de gallos y una narración sobre venganza.

Liam Neeson en el papel de Jimmy Conlon/Martin Harris/Bill Marks/Bryan Mills interpreta a un antiguo mafioso y sicario retirado al que le persiguen los fantasmas del pasado. Pero debido a sus problemas económicos y alcohólicos tiene que pedir ayuda a su antiguo jefe y amigo íntimo, Shawn Maguire, interpretado por el venido a menos Ed Harris. El hijo de Jimmy, Mike, en el cuerpo del televisivo Joel Kinnaman (“RoboCop”) trabaja como chófer tras dejar su carrera como boxeador. Una noche es testigo de unos asesinatos cometidos por el hijo de Shawn. Cuando este último le identifica, Jimmy no tendrá más remedio que matarle antes de que le suceda algo a su hijo. Pero Shawn no se quedará tranquilo hasta que acabe con él y empezará así una noche de persecución entre los dos.

Una noche para sobrevivir

Alguien podría pensar que la capacidad de síntesis de quien está escribiendo esto es bastante dudosa. Pero realmente esto es a lo mínimo que se puede reducir el planteamiento de la película. Y es que, aunque la cinta se llame “Una noche para sobrevivir”, la noche en cuestión no empieza hasta casi la hora de metraje.

El dúo Collet-Serra/Neeson nos tiene acostumbrados, con sus dos anteriores colaboraciones, a películas con un planteamiento aparentemente sencillo pero con muchos interrogantes y secretos por descubrir. Films repletos de acción e intriga que nos mantienen al borde del asiento durante su más de 100 minutos de metraje. Quizás no pasan a la historia por su calidad cinematográfica, pero son siempre un buen tema de conversación. Pero esto no pasa con la película que se estrena hoy, pues el propio planteamiento ya nos desvela una compleja historia que llama poco el interés y que no está, ni por asomo, al nivel de las anteriores.

Ni la banda sonora de “Inception”, ni las escenas prototípicas de este tipo de películas pueden ayudar a que la película mejore. Una pena para los que esperábamos otra memorable colaboración entre el director y actor, que ha resultado en una decepcionante pérdida de tiempo y dinero.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies