El destino de Júpiter
2Nota Final

Tras el preestreno -el pasado miércoles- en Bilbao, ciudad que ha sido una de las localizaciones clave de la película, llega a las pantallas la última película de los hermanos Wachowski, “El Destino de Júpiter”

Los creadores de “The Matrix” nos traen la historia de Júpiter Jones nacida bajo el cielo de la noche y las señales que apuntaban a que estaba llamada a grandes cosas. Aunque sigue soñando con las estrellas, su vida se reduce a la dura realidad de su trabajo como limpiadora de casas y a un sinfín de rupturas problemáticas. Y no es consciente del destino que la está aguardando hasta que Caine, un ex militar genéticamente modificado, llega a la Tierra para encontrarla; la razón es que Júpiter forma parte de una cadena genética extraordinaria que podría alterar el equilibrio de todo el Universo.

La historia nos presenta a Júpiter Jones (Mila Kunis), una emigrante rusa que se gana la vida limpiando retretes, harta de su tediosa y monótona existencia hasta que un día su vida da un giro dramático (y romántico). Caine (Channing Tatum) es un guerrero interplanetario a quien uno de los hijos de la fallecida Reina del Universo envía a la tierra para que localice a Júpiter y la lleve ante su presencia, no sin tener que lidiar con extrañas criaturas de variopinto pelaje que intentarán impedirle dicha misión.

Els destino de Júpiter

Los Wachowski (Andy Wachowski i Lana Wachowski) más preocupados de la estética que del guión, consiguen crear, eso sí, un atractivo universo con personajes y vestuarios retrofuturistas así como un diseño de los más aparatosos cachivaches tecnológicos. Rodeado todo por una arquitectura digna del Escher más lisérgico. Algo que, por otra parte, no nos hará olvidar las enormes lagunas de la propia historia.

El destino de Júpiter

La película es, en definitiva y una vez más, un previsible y repetitivo blockbuster lleno de efectos digitales y estrafalaria tecnología que no aporta nada novedoso en el plano narrativo y/o cinematográfico. Hasta el oscarizado Michael Giacchino se nos presenta excesivo. Sus composiciones épicas se pierden entre las numerosas y ruidosas persecuciones, aportando más caos a esta odisea intergaláctica.

A destacar el breve cameo de Terry Gilliam en una suerte de Planeta Burocracia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X