La piel del huevo te lo da
4Nota Final

Nadie sabe lo que significa, como bien explica su título. Es el anti espectáculo, lo que nunca deberías hacer sobre un escenario, ideas que se apuntan pero nunca se desarrollan dando lugar al absurdo total… Un encuentro extraño de cinco personas de diferentes disciplinas, Candela Peña, la Shica, Sol Picó y los músicos Bernat Guardia y Dani Tejedor, a punto de cargarse sus carreras artísticas. Ciegos y mancos, todo cabe pero nada encaja…yo de ti no vendría…

Leyendo la anterior sinopsis no se puede decir que los asistentes no estuvieran debidamente avisados antes de comprar su entrada. Por lo tanto, una vez allí, se aceptan quejas respecto al resultado, pero no del sentido del espectáculo que, como ya nos han advertido, no tiene ninguno. Ni pies ni cabeza. Ni hilo conductor, ni congruencia, ni argumento… Nada de todo esto. El público aplaude con intensidad, pero me atrevo a decir que más bien por la devoción hacia las tres artistas que por el espectáculo indefinible que acaba de ver.

Interpretación, danza y cante. Las tres disciplinas encima del escenario. Lástima que ninguna de ellas luzca como se merece. Destaca la interpretación de Candela Peña, haciendo de ella misma, sin entender muy bien que hace allí en medio, pero destilando humor en cada una de sus intervenciones. Desde aquí un llamamiento: por favor, que la presencia de Candela Peña encima del escenario no sea anecdótica y se convierta en habitual.

En relación a Sol Picó, hace una exhibición limitada de su arte y se convierte en la maestra de danza de las otras dos, que sudan la camiseta para seguir sus movimientos. Estos son quizá los momentos más divertidos del espectáculo, viendo la gracia que pone Candela Peña en sus esfuerzos. También es justo valorar que en algunos momentos se desenvuelve muy bien y que se trata de una disciplina totalmente ajena. Impagable el baile de Peña con Picó mientras la Shica interpreta una peculiar versión de Maria de la O.

La piel del huevo te lo da

Capítulo aparte merece la Shica, totalmente perjudicada por el sonido deficiente del espectáculo. El volumen de los instrumentos que la acompañan está excesivamente alto, el de su micrófono excesivamente bajo y además la cantante habla casi murmurando. En general, muchos de los diálogos entre las tres artistas se pierden por culpa del sonido, una cuestión técnica que podria haberse corregido desde la primera función y que haría ganar puntos al espectáculo, sobretodo cuando ninguna de las tres tiene un dominio de la proyección de la voz en el escenario.

Termina el espectáculo y la sensación es que todo ha quedado en un intento de fusionar tres disciplinas y que a falta de un resultado redondo y aceptable, se convierte en un divertimento absurdo, una especie de improvisación forzada, que atraerá al público por las tres cabezas de cartel y que ofrece únicamente migajas de cada disciplina. Que si, que muy buena sintonía entre las tres y que hay que valorar el riesgo que asumen, pero que hay talento de sobras para ofrecer algo más que un breve espectáculo sin mucho sentido de hora y pico de duración al poco al nada módico precio de 20 euros.


Es pot veure a: Teatro del Barrio
Intèrprets: Candela Peña, la Shica, Sol Picó


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies