Birdman
9.5Nota Final

Famoso por encarnar al icónico superhéroe Birdman, Riggan Thomson dirige y protagoniza ahora una obra de teatro en Broadway mientras se enfrenta a sí mismo e inicia un viaje de redención.

Se podría resumir esta crítica muy rápidamente: obra maestra. Pero muchas consideradas “obras maestras” no lo son tanto cuando te paras a analizarlas. Y si preguntas a quienes las han denominado como tal, no te saben dar las razones: simplemente lo son porque sí. Pero “Birdman” es una obra maestra justificada y hay muchos motivos para corroborar esta clasificación.

El primero se llama Michael Keaton (“Batman”). Después de unos cinco años a la baja, en los que el público empezaba a olvidarse de la capacidad interpretativa del actor (sobre todo después de la espantosa “Penthouse North”), Keaton ha renacido con la que nos podríamos atrever a definir como su mejor actuación. Sin haber estado nunca ni siquiera nominado, este año podría fácilmente llevarse el Oscar por su papel como Riggan Thomson. El personaje, un hombre deprimido y esquizofrénico, perfectamente escrito y cuidadosamente interpretado, es lo mejor que le ha pasado a Michael Keaton en años, pues le permite sacar todo ese talento que tenía oculto y que por fin descubre a la audiencia. Junto a él Naomi Watts, Emma Stone y Edward Norton conforman un cast secundario por encima de lo correcto.

Birdman Michael Keaton

Aunque la Academia ya ha decidido que la banda sonora no será considerada para los Oscar, la música que acompaña a Riggan Thomson por su vida no podría ser más acertada. Y es que otro de los motivos por los que Birdman es una obra maestra es la improvisación percusionista de la batería que simboliza muy bien el desorden y la paranoia que sufre la mente del protagonista. La dirección del aclamado mejicano Alejandro González Iñárritu (“Babel”) pone en orden todos los elementos para crear la que también podríamos llamar su mejor obra. ¿La razón? Un magnífico falso plano secuencia que dura toda la película.

Ya sea por su calidad artística, técnica o visual, “Birdman” or (“The Unexpected Virtue of Ignorance”) (título completo) es, sin duda alguna, la mejor película del año.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies