aaa+ 2017 new fashion cheap replica watches review outlet uk.
enjoy the best price buy swiss fake chopard at low 30 - 40% discount price.
we have all the fake patek philippe.
enjoy the replikas izle brand and low price.
The imitation game
9.5Nota Final

La clave de los Aliados para ganar la Segunda Guerra Mundial tenía un nombre: Alan Turing. Pero sus contemporáneos no lo veían como el matemático, inventor o criptógrafo que era, sino tan solo como un criminal. La razón: su homosexualidad.

Por mucho que se diga que “a veces” la realidad supera la ficción, la verdad es que este hecho no sucede solo “a veces” sino en la mayoría de ocasiones. La ficción no es más que una adaptación de la realidad: existen personas como Keller Dover (Hugh Jackman) de “Prisoners” que llegarían al extremo por su hija, personas como Amy Dunne (Rosemund Pike) de “Gone Girl” que utilizan su inmaculada inteligencia para urdir maquiavélicos planes, e incluso personas como Alan Turing (Benedict Cumberbatch) de “The Imitation Game” que fueron olvidadas y juzgadas por no ser “socialmente aceptables” a pesar de sus grandes hazañas y contribuciones al mundo que les odiaba.

El debutante en lengua inglesa Morten Tyldum (“Headhunters”) orquesta a la perfección un thriller histórico que llega a calar entre los espectadores por su buen ritmo, sus emociones, su trama y, sobretodo, por las espectaculares actuaciones. Para los que ya se hayan cansado de ver a Benedict Cumberbatch en el papel de Sherlock (servidor se incluye en la lista), ir al cine a verlo interpretar a un genio matemático con complejo de superioridad, arrogante pero entrañable, no parece algo por lo que pagar. Pero puede que Cumberbatch también se incluya en la lista de los que se quieren separar de “Sherlock” y, aunque no olvida como llegó dónde está (por eso habrá cuarta y quinta temporadas), demuestra al público que es capaz de crear con su propio ser un personaje totalmente diferente y real que llega a lo más profundo del espectador.

The imitation game

Keira Knightley (“Begin Again”) ofrece una de sus mejores actuaciones y se reparte el 80% de la película con el protagonista. Su personaje podría ser la propia protagonista de la película, pues sufre igualmente las persecuciones sociales por su trabajo y condición. Pero, al menos, se le hace justicia con un personaje secundario pero muy bien escrito y evolucionado que ofrece un cambio más en la visión de la mujer como un simple alguien en la sombra.

El guión, de principio a fin, estremece a la audiencia, siempre con momentos de sonrisa por las pocas aptitudes sociales que tiene el protagonista. Pero los datos finales (propios de un biopic clásico) son los que hacen salir de la sala con rabia y tensión por una sociedad que evoluciona transformando la máquina de Turing en ordenadores de mesa, pero que no es capaz de evolucionar mentalmente y transformar las monstruosidades del pasado en errores corregidos y tolerancia. Una película muy necesaria.

Estamos en época de Oscars y no se puede evitar pensar en las nominaciones que merece este maravilloso film. Y aunque quien está escribiendo esto ya tiene una favorita, tiene que admitir que “The Imitation Game” es la mejor competición que se pueda desear.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X