No puedes besar a quien quieras
8Nota Final

Ediciones La Cúpula nos ofrece, con el buen gusto y cuidado habituales, la posibilidad de disfrutar de esta excelente novela gráfica que nos retrotrae a la Varsovia del estalinismo. Combinando con habilidad el relato sentimental con el trasfondo histórico, sus autoras nos entregan una bella crónica social y política que no se deberían perder.

No puedes besar a quien quieras sucede en una época y un país en los que –como bien afirma Marzena Sowa, su guionista– “todo era sospechoso”. Bajo el gélido manto político del estalinismo, el gesto en apariencia más mundano adquiere la sobreactuada apariencia del desacato o la subversión. Eso es lo que le sucede al joven Viktor, un niño que, durante una aburrida proyección en el colegio de una película a la mayor gloria de Joseph Stalin, comete la imprudencia de robarle un beso a una compañera de clase. Pronto, este gesto tan liviano e inocente desencadena consecuencias disparatadas: nuestro protagonista es sometido a una serie de interrogatorios que inevitablemente apuntan al padre, un escritor que a escondidas compone una serie de poemas críticos con el régimen comunista, y también a una profesora poco dispuesta a colaborar con estos abusos de poder. Como bien afirma uno de sus compañeros de clase, en la Varsovia del estalinismo todo el mundo es potencialmente sospechoso: “podemos pensar lo que queramos pero no decirlo”.

Vinyetes de "No puedes besar a quien quieras" de Sandrine Revel i Marzena Sowa

Esta conmovedora novela gráfica es la suma de los esfuerzos creativos de Sandrine Revel –una pintora, ilustradora y autora de cómics francesa que ya había llamado la atención con la ingeniosa y emotiva serie Un drôle d’ange gardien, protagonizada por un simpático diablo que ejerce de particular “ángel de la guarda” de un par de huerfanitos– y Marzena Sowa, guionista de cómics de origen polaco afincada en Francia, que sobre todo ha destacado hasta el momento con su línea de novelas gráficas autobiográficas Marzi. En 2010, ambas decidieron viajar a Polonia con el objetivo de que Sandrine conociera de primera mano el lugar donde se crió su amiga Marzena. El resultado fue este espléndido álbum que, a partir de una aparente anécdota nos ofrece un fresco de la vida cotidiana en el bloque comunista, marcada por los silencios impuestos y la paranoia.

No puedes besar a quien quieras se disfruta como un sólido “melodrama” infantil con toques de comedia, como un excelente retrato de costumbres que convoca ante nuestros ojos la Historia con mayúsculas a partir de las peripecias de unos personajes cotidianos. A ello contribuye el “guión de hierro” de Sowa y las bellas ilustraciones de Revel, nostálgicas y deliciosamente sentimentales. También merece mencionarse el espléndido uso del color, especialmente impactante en una serie de tenebrosas escenas nocturnas que nos retrotraen al oscurantismo de aquellos tiempos. Pero esta novela gráfica no es sólo un testimonio de tiempos pretéritos, teóricamente ya superados. En sus páginas, bulle una voluntad de denuncia marcada por una visión crítica ante las presuntas transformaciones de la Varsovia de hoy; un desencanto que seguramente también podremos entender muy bien en la España recién despertada de la fantasía de la Transición. Como bien afirma Sowa en un interesante texto que sirve de opúsculo al álbum, “no podemos construir la verdad sobre una mentira”.


Editorial: La Cúpula
ISBN: 9788415724773
Páginas: 108
Precio: 16,90 €
Guión: Marzena Sowa
Dibujo: Sandrine Revel

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies