“Songs of innocence” dels U2
6Nota Final
El decimotercer álbum de los U2 presume de ser uno de sus trabajos más personales. Así han querido reflejarlo en la portada de su edición en formato físico, una fotografía obra de Glen Luchford en la que aparece el batería Larry Mullen Jr. en plan padre protector abrazando a su hijo de 18 años. “Con este disco hemos buscado lo crudo, la desnudez y lo personal”, afirma Bono. Una forma bien bonita de presentar un disco que sorprende más por su plan de negocio que por su contenido, francamente.
Cómo muchos habréis notado, “Songs of Innocence” nos sorprendió a todos hace unas semanas colándose en nuestro iTunes como un regalo caído del cielo. Un regalo que les ha salido bien rentable a los U2, ya que, según dicen, Apple les ha entregado un bonito cheque de 100 millones de dólares que tenían por ahí para celebrar la presentación de su nuevo iPhone y el Apple Watch. A eso tendrán que sumarle las ventas de los formatos físicos del disco, disponibles desde el pasado 13 de octubre.
Han pasado cinco años desde su anterior trabajo y las ganas de escuchar lo nuevo de los U2 puede que hayan dejado las expectativas demasiado altas. Por mucho que hayan buscado cubrirse de modernidad rodeándose de productores como Danger Mouse (Gnarls Barkley, The Black Keys), Paul Epworth (Adele, Coldplay) o Ryan Tedder (Jennifer Lopez, Adele), y por mucho que los temas incluidos en “Songs of Innocence” versen sobre sus experiencias juveniles, todo se queda en una simple pose. Al disco le faltan ganas, riesgo, sabe a fondo de armario, y aunque sí encontramos algún que otro acertado pespunte de intensidad creativa, estos se rompen a lo largo de cada canción.
Versions físiques de "Song of innocence" dels U2

De todas formas “Songs of Innocence” se deja escuchar con agrado, y poco se tarda en empezar a tararear algunos de sus temas, sobretodo los que contiene la primera mitad del disco. Como “The Miracle (Of Joey Ramone)” y su entrada poderosa, “Every Breaking Wave” (la gran balada), “California (There Is No End to Love)” (con uno de los mejores estribillos del disco), o “Volcano” y ese bajo funk, ideal para gritarla mientras conduces o, porqué no, gozarla en un directo de los U2.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies