Las niñas no deberían jugar al futbol
4Nota Final

Las relaciones familiares, personales y sobretodo la incomunicación con las personas más próximas, son los temas alrededor de los que gira “Las niñas no deberían jugar al futbol”, otra de las piezas de éxito de Marta Buchaca y que justo se ha estrenado en los Teatros del Canal de Madrid, con Marta Calvó, Katia Klein y Dani Gallardo.

Sala de espera de un hospital. Fondo blanco y frío, un dispensador de agua y una fila de incómodas sillas de plástico. Ana, una niña de 12 años, Lidia, una chica de 30 años y José, un hombre de 50 han tenido un accidente de coche mientras iban dirección a Sitges. Sus familiares no conocen a las otras personas que viajaban en el coche. ¿De qué se conocían? ¿Qué hacían juntos? Esto es lo que se preguntan sus familiares mientras esperan recibir noticias en la sala de espera del hospital.

Marta Buchaca ya no es una dramaturga emergente. Es una dramaturga de prestigio reconocido. “Las niñas no deberían jugar a futbol” es una obra breve e intensa, que mantiene la intriga en todo momento y que propone un enigma de relaciones personales difícil de resolver. Las elucubraciones son diversas y los perfiles de los personajes dan pie a situaciones imaginadas rocambolescas.

La obra ya se estrenó en el año 2010 a Barcelona y tirando de hemeroteca, hay que decir que las críticas fueron muy positivas y favorables. En este caso, aún con un texto excelente, decaen los elogios a consecuencia del trabajo de los actores Katia Klein y Dani Gallardo. Ninguno de los dos consigue transmitir ninguna verdad ni sentimiento. La interpretación de Klein no convence, es impostada, pisa el escenario con inseguridad y se le escapa toda la energía del personaje.

El caso de Gallardo aún es más alarmante, hay una ausencia total de construcción de personaje. Se supone que llega sobrepasado de alcohol a la sala de espera del Hospital, pero de esto solo tenemos constancia a partir del texto, no de su interpretación. Su personaje, a pesar de los sorprendentes giros que la obra le tiene reservados, queda totalmente desdibujado, sin variar en ningún momento, siendo una especie de holograma que pasea por el escenario a la espera que el texto le marque las emociones.

 

Las niñas no deberían jugar al futbol Teatros del Canal

Pero de la misma manera que destacamos un trabajo que nos parece deficiente, también es justo destacar que contrariamente, la actuación de Marta Calvó es brillante. La actriz catalana ya nos tiene acostumbrados a personajes creados desde las vísceras, con una gran dosis de verdad. La vemos transformada en la madre de una niña de 12 años, que acusa una falta de relación con su hija y ni se da cuenta. Y es más, técnicamente perfecta. Voz enfocada y cuerpo engullido por su personaje.

En definitiva, “Las niñas no deberían jugar al futbol” es una buena propuesta por su texto y seguramente con una dirección esforzada por parte de Marta Buchaca pero que en este caso sale perjudicada por el reparto escogido.


Es pot veure a: Teatros del Canal
Text: Marta Buchaca
Intèrprets: Marta Calvó, Dani Gallardo i Katia Klein.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies