[Text en català]

“Es un día de agosto de 1912 en casa de James Tyrone, célebre actor de teatro, rodeado de su esposa y sus dos hijos. Lo que comienza como una plácida jornada de verano en la casa junto al mar irá convirtiéndose poco a poco en un combate descarnado, a medida que vaya avanzando la jornada y demonios familiares salgan a la luz. Una lucha sin cuartel entre cuatro seres humanos fascinantes, condenados a vivir juntos tratando de reavivar los rescoldos del amor pasado mientras cae la noche.”

Juan José Alfonso dirige la última obra escrita por el dramaturgo norteamericano Eugene O´Neill, Premio Nobel de Literatura y cuatro veces Premio Pullitzer, entre otros. Es una obra autobiográfica que no fue publicada ni representada hasta después de su muerte por petición expresa del autor.

Nos enfrenta a una dramática jornada en la que confluyen los conflictos, más o menos explícitos en la historia de los Tyrone, que a lo largo de los años ha ido desestructurando a la familia. Hay un halo de angustiosa incertidumbre, verdades por todos sabidas pero que no se quieren reconocer pues harían el presente intolerable y el futuro desolador. Pero ese presente está ahí, como el sordo sonido de la sirena del faro que siempre se escucha los días de niebla. Y es uno de esos días.

Es una historia extrema pero universal, en algo tan importante para el ser humano como es la familia, que nos condiciona, para bien y para mal, y mueve emociones viscerales. O’Neill relata con brillantez esas ambivalencias afectivas haciendo que los personajes pasen del odio al rencor, a la culpa, al amor y al arrepentimiento, manteniendo al espectador en vilo.

Largo viaje del dia hacia la noche

Vicky Peña (Mary Tyrone), Mario Gas (James Tyrone), Alberto Iglesias (Jamie Tyrone) y Juan Diaz (Edmund Tyrone) interpretan a esta conflictiva familia bajo la mirada externa y sorprendida de Mamen Camacho (Cathleen, criada). La interpretación de todos es fantástica, destacando, a mi modo de ver, la que realiza Vicky Peña. El papel de Mary es intenso, con muchos matices y registros que van complicándose a medida que se desarrolla la historia. ¡Impactante en la escena final!

El espacio escénico está muy bien resuelto por Elisa Sanz. Es sencillo y funcional, no distrae al espectador de la complejidad del texto y permite sentir la niebla a través de ese fantástico tul con la ayuda de las proyecciones de Eduardo Moreno y la iluminación de Gómez-Cornejo.

Es una obra difícil, dura, que no dejará a nadie indiferente y que desde luego merece la pena ver.

[rating:4]


Es pot veure a: Teatro Marquina
Text: Eugene O´Neill
Intèrprets: Vicky Peña, Mario Gas, Alberto Iglesias y Juan Diaz.

Envía una resposta

La teva adreça de mail no es publicarà

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies