Amor malentendido
8Nota Final

Sigue el fenómeno de los microteatros, un circuito alternativo a la cartelera teatral convencional, donde se representan espectáculos breves, en espacios reducidos y con escaso público. Una de las salas que ofrece este tipo de format en la escena madrileña es El apartamento, un sobreático situado en la quinta planta de la calle Génova número 7 de Madrid, acogedor, decorado con gusto y que además ofrece un surtido de bebidas y refrescos a precio reducido.

Y uno de los espectáculos de este mes de julio en la cartelera de El apartamento es “Amor malentendido“. Mario Hernández dirige un texto de Israel de la Rosa interpretado por Irene Soler y Christian Delgado. Soler y Delgado dan vida a dos personajes que coinciden a consecuencia de la equivocación de una tercera persona, dando lugar a una divertida situación de la que el público es conocedor desde un principio. Y hasta aquí, disculpen que no desvele más del argumento, pero les invito a que acudan a disfrutarlo por ustedes mismos. Seguro que me lo agradecerán.

La experiencia de los microteatros es ante todo “cercana”, actores y público se encuentran a escasos centímetros, casi entremezclados y en una habitación que apenas supera los 15 metros cuadrados. Esta cercanía no deja de ser una limitación para el director, obligado a adaptar su puesta en escena a un espacio excesivamente reducido, pero sobretodo quienes deben vencer esa dificultad son los actores. El público respira en su cogote, sienten la mirada y la emoción del espectador a dos centímetros y la posibilidad de desconcentrarse y perder al personaje se multiplica. En el caso de “Amor malentendido”, tanto Irene Soler como Christian Delgado salen airosos de la experiencia. Su interpretación es intensa, canalizan perfectamente la energía de sus personajes y transmiten verdad a cada minuto. Si bien pudiera parecer que en la cercanía se aprecian mejor los defectos y fallos, en este caso, lo que mejor se aprecia es la profesionalidad de ambos.

Como decía aquél, no hay papeles pequeños, sino actores pequeños. En este caso, por analogía, podríamos decir que en El apartamento no se ofrece teatro pequeño, sino gran teatro a precio y espacio reducido. Sin duda una alternativa asequible y mentalmente estimulante para todos aquellos amantes del teatro que quieran descubrir nuevas y originales formas de representación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies