Sabotage
2Valoració

John “Breacher” Wharton (Arnold Schwarzenegger) es el líder de un equipo de élite de la DEA. Durante una redada en la casa de un cártel, deciden robar 10 millones de dólares. Esa decisión los conducirá a ser asesinados uno por uno.

Hay películas buenas, hay películas malas, y después hay películas que te quitan las ganas de seguir creyendo en el cine. “Sabotage”es una de ellas, de las que acabas porque las has empezado.

Arnold Schwarzenegger (“Batman & Robin”), que sigue teniendo trabajo, nos obsequia con otra de sus majestuosas actuaciones en una nueva película de acción sin sentido. El guionista Skip Woods, quién ya se lució con “A Good Day To Die Hard”, se une al director David Ayer para crear una mezcla de los elementos favoritos del último: drogas, policías corruptos y muchos tiros.

El argumento es sencillo: un escuadrón de la DEA roba a un cártel de la droga, pero el dinero desaparece y los agentes van muriendo uno a uno asesinados por quienes parecen ser los dueños. Lo que tendría que ser un thriller lleno de acción y suspense, se acaba convirtiendo en una especie de “Final Destination”, con originales maneras de matar a los integrantes del equipo envueltas en una lógica de venganza.

Aunque la escena de acción inicial es bastante entretenida, los 90 minutos restantes se dividen entre muertes sin objetivo y mucha paja. Todo lo que va ocurriendo es bastante previsible, excepto ciertos giros argumentales que, por su inverosimilitud, no se pueden prever. Y con un giro final que hace pensar que todo se podría haber evitado, incluso la película.

Sabotage

Acompañando al protagonista se encuentran caras conocidas del cine como Sam Worthington (“Avatar”) y Terrence Howard (“Crash”), y de la televisión como Mireille Enos (“The Killing”) y Harold Perrineau (“Lost”). Estos secundarios intentan dar lo mejor que sí, pero por mucho talento que tengan, no consiguen levantar a unos personajes que cambian de personalidad y temperamento en un tiempo récord y de manera inconexa. Y esto es así por el mero hecho de que un mismo personaje debe actuar de una cierta forma en una escena y de otra muy distinta, en la siguiente, para que la historia pueda avanzar y llegar a una estúpida conclusión.

“Sabotage” no es una película muy recomendable para niños, pero tampoco para adultos. El guión parece haber sido escrito sin ningún tipo de motivación (pese a haber sido reescrito dos veces), llegando al punto de que incluso los diálogos parecen improvisados. Las actuaciones no alcanzan el nivel de los propios intérpretes, sin tener en cuenta la pésima función de Schwarzenegger. Decir que es mala sería decir demasiado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies