Berto Romero sigue con nosotros
9Nota Final

Berto Romero vuelve a los escenarios para deleitar a su público con un espectáculo de 90 minutos en el que mezcla humor, música y vídeo para demostrar que, por mucho que ahora sea una estrella mediática, no ha cambiado, que sigue siendo el de antes, que sigue con nosotros.

Mandíbula dolorida, lágrimas en los ojos y dolor abdominal. No, no son los síntomas de ingerir un medicamento caducado, sino los efectos secundarios de asistir al espectáculo Berto Romero Sigue Con Nosotros. Lleno de humor negro e irreverente a la par que inteligente, el sidekick de Andreu Buenafuente (lo que vendría a ser el Robin de Batman), nos demuestra que, aunque todavía tiene ciertos aspectos que mejorar, ya no es el presentador de El Programa De Berto.

Romero nos invita, pues, a acompañarle en un espectáculo que basa su guión en diversos monólogos no siempre entrelazados, simplemente con un punto en común: las neuras de su protagonista. De esta forma, Berto se cura en salud y para no aburrir a su público, evita centrar sus bromas en un mismo tema, pero corre el riesgo de que algunos monólogos sean bastante mejores que otros.

El show nos recuerda en cierto modo a la informalidad y sencillez de Pepe Rubianes, con ese toque incluso familiar en el momento de compartir chistes y risas con su público. Pero esa confianza con el espectador, y esa sensación de que Berto se ha subido al escenario para hacer reír a todos y cada uno de los asistentes se pierde en el momento en que el monólogo va dirigido a los hombres. Durante esos instantes, parece que el humorista se olvide de una parte de sus espectadores, para ponerse a hablar solo con sus amigotes sobre sexo y mujeres.

Berto Romero sigue con nosotros Teatre Borràs

Pero salvando ese bache, todo son risas, risas y más risas… Siempre y cuando no te moleste que vuelva a hablar por enésima vez de su nariz. Desde que Berto es un humorista consolidado y experto en el humor fresco y actual, relacionarlo con la nariz grande no ha sido necesario para provocar la risa de sus seguidores. Como él bien dice, ya se han contado todos los chistes habidos y por haber sobre su nariz, pero parece que él no lo tiene presente y decide dedicar un rap muy largo al tema.

Y aun así, otra vez todo son carcajadas, fruto de ingeniosos e hilarantes discursos. Pero cuando está en el punto más álgido, el ritmo y la frescura se desvanecen. Los momentos finales se hacen, como mínimo, extraños. Sin llegar a aburrir, Berto encadena unos últimos monólogos que no están a la altura del espectáculo y que el público no acaba de entender a qué vienen. Y todo para concluir de una forma apresurada que obliga al espectador a rememorar todo el espectáculo y hacer una valoración general para quedarse con un buen sabor de boca.

Eso sí, aunque en algunos momentos se desarrolle como una montaña rusa, Berto Romero Sigue Con Nosotros logra su objetivo con creces: mandíbula dolorida, lágrimas en los ojos y dolor abdominal. Así que lea las instrucciones de este espectáculo y consulte al farmacéutico.


Es pot veure a: Teatre Borràs
Intèrprets: Berto Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies