Este año se ha vuelto a cumplir la tradición de Cannes que afirma que siempre se reservan algunas de las propuestas más potentes para el tramo final del festival, cuando pillan al personal ya cansado y cerca de la saturación. En este caso, las tres películas que se comentan en este artículo son de lo mejor que ha ofrecido esta edición del festival.

Leviathan es la cuarta película del ruso Andrei Zvyagintsev, que si bien se reveló con su ópera prima ‘El retorno’ en 2003 ganando el León de Oro de Venecia, desde entonces es un director habitual en Cannes, donde sus otras dos películas ‘Izgnanie’ y ‘Elena’ acabaron llevándose también sendos premios. Y a la vista de la recepción de ‘Leviathan’ no sería de extrañar que esta vez tampoco se fuera de vacío, aunque el director ruso haya dejado por esta vez, el drama puro y se haya pasado a un cine más accesible, salpicado de algunos toques de humor muy logrados. Parece que Zvyagintsev se pasa de Tarkovski a Kaurismaki.

Vladimir Vdovichenkov, Elena Lyadova i Andrey Zvyagintsev a la presentació de "Leviatán"

Leviathan’ cuenta la lucha de Kolya (soberbio Alexei Serebriakov) y su familia por evitar que un alcalde sin escrúpulos se quede con su casa y su lugar de trabajo. Ayudados por un abogado de Moscú intentarán hacer lo posible para no perder su casa y la única forma de vida que conocen. Pero el sistema no es fácil de doblegar e intentará salirse con la suya. Las normas de los hombres y la ley divina parecen estar de su parte. A partir de ahí, Zvyagintsev construye una mordaz y ácida crítica al estado ruso, que en lugar de proteger a sus integrantes, busca someterlos y anularlos con la complicidad y apoyo de la iglesia ortodoxa, nuevo invitado en la época postsoviética. Para los ciudadanos la única salvación  parece estar en el vodka.

Rodada en el norte de Rusia, al borde del Mar de Barents, en los días sin noche del verano ártico, la película saca un excelente partido a sus localizaciones y la fotografía de Mikhail Krichman integra de forma sobresaliente los personajes y lo que les ocurre con su entorno.

Xavier Dolan rodejat per l'equip de "Mommy"

Tras el mosqueo reconocido por el propio Xavier Dolan porque en 2012, ‘Laurence Anyways’ se tuviera que conformar con participar en Un Certain Regard y tras su paso por Venecia’2013 donde ganó el premio FIPRESCI por ‘Tom á la ferme’, el director canadiense de 25 años se estrena en la competición de Cannes con ‘Mommy’ y se planta ya como una de las esperadas en el palmarés.

La película cuenta la relación entre una madre coraje (Anne Dorval) que hace unos años se quedó viuda, su hijo hiperactivo (Antoine Olivier Pilon) con problemas de integración y su vecina (Suzanne Clément) que casi se ha quedado sin habla por culpa de un trauma y su lucha por conseguir vivir de acuerdo a como les gustaría. Si cualquiera de los intérpretes de este trío tiene algún reconocimiento en el reparto de premios será más que merecido. Pocas veces el histrionismo ha estado tan justificado.

La película está casi en su totalidad rodada con un aspect ratio 1.1 – imagen cuadrada –que es clave en la sensación de intensidad y claustrofobia de la película, ya que encierra a sus personajes de forma que ocupan prácticamente toda la pantalla, sin nada más que distraiga o dé un respiro al espectador, y obliga además a continuos cambios de planos, dado lo limitado del campo visual. Esto unido a la propia fuerza de la historia y a la exuberancia del estilo Dolan convierte a ‘Mummy’ en una experiencia estimulante, pero agotadora. Como es habitual en Dolan, algunos de los momentos más brillantes de la película se relacionan con canciones del pop más conocido que esta vez sirven además como válvula de escape a la tensión acumulada. Las canciones de ‘Mummy’ son de Dido, Sarah McLachlan, Andrea Bocelli, Céline Dion, Lana del Rey y el Wonderwall de Oasis, en el número más especial de toda la película.

Juliette Binoche i Chloë Moretz, protagonistes de "Sils Maria"

La última película presentada a concurso ha sido Sils Maria dirigida por Olivier Assayas y protagonizada por Juliette Binoche, Kristen Stewart y Chloë Grace Moretz. Cuenta el reto al que se enfrenta una actriz ya madura y en el pico de su fama, cuando le ofrecen interpretar el revival de la obra con la que debutó y consiguió la fama, si bien, esta vez en el papel de la veterana a la que una joven, el papel que interpretó 20 años antes, acaba llevando al suicidio. El papel de la joven está previsto que lo interprete la nueva chica de moda de Hollywood más famosa por sus escándalos de todo tipo que por su talento para la interpretación.

Rodada de forma tan elegante, sutil y fluida como es habitual en Assayas, la película se convierte en un absorbente juego de espejos a 3 niveles. En uno la obra de teatro a ensayar. En el intermedio, la propia película. Y en el tercero, el mundo real, con una actriz joven, de Hollywood, conocida además de por su intervención en una saga de éxito, por motivos extra cinematográficos como Kristen Stewart por un lado, y con una figura paradigmática del cine de autor como Juliette Binoche por el otro. En la película, a la vez que preparan el papel para la obra de teatro, hablarán sobre el arte de la interpretación, sobre el cine, el teatro y sobre, el paso del tiempo, la edad y el peso de la memoria.

Primeros premios

El sábado por la tarde se sabrán los premios oficiales de la sección a competición, pero a estas alturas conocemos ya algunos:

Sección a competición:

FIPRESCI para WINTER SLEEP de Nuri Bilge Ceylan

Jurado Ecuménico para TIMBUKTÚ de Abderrahmane Sissako

Un Certain Regard:

  • Premios Oficiales:

Premio Un Certain Regard para WHITE GOD de Kornel Mundruczo.

Kornél Mundruczó, Premi Un Certain Regard per White God

Premio del jurado para TURIST (Force Majeure) de Ruben Óstlund

Premio Especial para THE SALT OF THE EARTH de Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado.

Premio mejor reparto para PARTY GIRL de Marie Amachoukeli, Claire Burger et Samuel Theis

Premio al major actor para David Gulpilil por CHARLIE’S COUNTRY de Rolf de Heer

  • Premios no oficiales:

FIPRESCI para JAUJA de Lisandro Alonso.

Jurado Ecuménico para THE SALT OF THE EARTH de Wimm Wenders y Jualiano Ribeiro Salgado y HERMOSA JUVENTUD de Jaime Rosales.

Quincena de realizadores

Premio Label Europa, Premio SACD y Premio Art Cinema para LES COMBATTANTS (Love at first fight) de Thomas Cailley

Semana de la Crítica

Gran Premio y Premio Descubrimiento para THE TRIBE de Myroslav Slaboshpytskyi

Premio SACD para HOPE de Boris Lojkine

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X