En un lugar sin ley
8Nota Final

Has experimentado, querido lector, ver una película que parece hecha para tí? Como si el guionista la hubiera escrito pensando en tus gustos; como si la dirección de casting hubiese escogido a uno de tus actores favoritos y el director de fotografía hubiera creado la composición de planos pensando en la luz que más te gusta. Pues eso me ha pasado en el pase de prensa de la película escrita y dirigida por David Lowery.

Bob (Casey Affleck) y Ruth (Rooney Mara) son dos amantes en el lejano Texas de una década indeterminada. Es una pareja conflictiva, que vive fuera de la ley y lucha por mantener su amor imposible. Un tiroteo, un embarazo y un encarcelamiento llevará a la pareja a tomar decisiones dramáticas.

El film ganó el premio a la mejor fotografía en el último festival de Sundance, algo que ha resultado jugar en su contra ya que la película está siendo juzgada por su falta de contenido. Se la considera una obra estrictamente estética. Desde mi punto de vista, ésta es una valoración demasiado simplista de la película; es cierto que el trabajo de Bradford Young es increíble componiendo los planos y moldeando la luz, pero el guión del mismo Lowery no está falto de profundidad. En este film es infinitamente más importante lo que no se dice.

Los personajes están muy bien construidos: sus arcos de transformación son dolorosos y profundos, lo cual estoy seguro que está muy bien detallado en el guión; todo el mensaje reside en el primer plano, en la mirada, en el gesto.

Otro factor que juega en su contra es la continua comparación con “Malas Tierras” (Terence Malick, 1973). El film de Malick es una obra maestra y la crítica se divide entre el premiar la película de Lowery por su intencionado homenaje al film protagonizad por Michael Sheen y Sissy Spacek y el menosprecio por considerarlo una copia. Soy consciente de las similitudes, pero no hay que ser corto de miras, aquí también hay mucho del cine de Nicholas Ray o de la influencia en el montaje de toda la nueva ola de directores de thrillers australianos, entre otros.

En un lugar sin ley

El montaje es muy remarcable ya que sintetiza y engrandece la historia con maestría. Dota al conjunto del ritmo preciso para conseguir el equilibrio entre lo contemplativo y la tensión dramática. A un servidor le ha fascinado como han trabajado en la edición Craig Mckay y Jane Rizzo, resulta asombroso como su trabajo favorece ampliamente la economía narrativa que plantea el director. El buen uso del fuera de campo y el corte que lleva al in media res denota un respeto por el espectador, al que trata como un ser inteligente, con cultura cinematográfica.

Lo último que me queda por alabar es el reparto y la dirección de actores. Como ya he dicho antes, Casey Affleck es uno de mis actores favoritos para este tipo de papeles; su fragilidad mezclada con cierta dosis de violencia se hace patente en films como “Out of the Furnace” o “Gone Baby Gone” y aquí, una vez más, lo borda. No soy muy fan de Rooney Mara, pero en este papel está espléndida y maravillosa, y su delgadez favorece la fragilidad de un personaje complejo y adorable. A pesar de que los primeros planos son exclusivamente dedicados a sus protagonistas, los secundarios son un lujo: la bondad que trasmite Ben Foster, el “robaplanos” Nate Parker o Keith Carradine, que parece salido de un western crepuscular. Por último, dedicarle unas palabras a la niñas que interpretan a la hija en sus diferentes edades, Kennadie y Kacklynn Smith, por la gran ternura que trasmiten.

¡Qué bonito es ver un historia de amor triste, muy triste, clásica y tan bien filmada!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies