Divergente
2Nota Final

Beatrice (Shailene Woodley) vive en una sociedad post-apocalíptica dividida en facciones definidas por la personalidad, para mantener la paz. Cuando descubre que ella es una divergente, que no encaja en ninguna, tendrá que averiguar cuál es el destino de los que son como ella, pero la respuesta no le va a gustar.

Un mundo post-apocalíptico. Una sociedad basada en la división de la ciudadanía según sus aptitudes. Una protagonista que no tiene claro qué quiere hacer con su vida. ¿Les suena? Shailene Woodley (The Secret Life Of The American Teenager), en el papel de Jennifer Lawrence, interpreta a una chica que se tiene que adaptar a la sociedad en la que vive, pese a ser diferente. Esta imitación de Katniss Everdeen (incluso parece que la haya doblado) descubre que en su interior reside el poder de la diferencia, de la unicidad, y aunque lucha por pertenecer a un grupo determinado, se da cuenta de que es distinta a todo el mundo. Esa circunstancia provoca que la persiga una villana totalitaria que quiere imponer la paz mediante la violencia (incluso escribir el argumento resulta aburrido). Cabe remarcar que la malvada está interpretada por Kate Winslet, la única estrella del reparto, y la que parece haberse llevado todo el presupuesto.

Así pues, tropezamos con una muestra más de estas nuevas sagas en las que nos presentan chicas adolescentes (siempre guapas y delgadas, eso sí) que no quieren o pueden seguir las reglas, mientras nos quieren hacer creer que por poner a una mujer al frente ya hemos avanzado en la emancipación feminista. Porque, claro, lo que queremos es una “heroína”, pero es necesario que se enamore a primera vista de un hombre alto, fuerte, mayor que ella y misterioso, que la defienda cuando ella, como mujer que es, no se pueda valer por sí misma y necesite su ayuda. Necesitamos que este hombre sea un tipo duro y malote que cambie y se convierta en el chico perfecto cuando ella le quite la camiseta, le dé un beso y le diga “no quiero ir tan deprisa” (frase real de la película). Y es que se tiene que ir con cuidado con los hombres: el mayor miedo de una chica, tal y como aparece en la película, es que el chico perfecto al que amas y has hecho cambiar, sea en realidad un machista que solo te quiera como objeto sexual.

Divergente

Pero no todo es sexismo en la película, ya que también aparece un tiroteo entre soldados y madre e hija, al estilo La Jungla: Un Buen Día Para Morir (en la que precisamente también aparece Jai Courtney, que en nuestra obra hace un papel sorprendentemente creíble). Aunque, eso sí, acaba rápido, porque a la protagonista, aunque haya transcurrido más de una hora y media de metraje (y haya pasado por todo tipo de tribulaciones) cuando le toca disparar a un amigo, se bloquea. Y se bloquea como mujer que es en medio de la batalla, lo que conlleva la siempre lamentable muerte de la madre (avisaría de spoilers, pero hay que ir con muchas ganas de ser sorprendido para no esperarte esto y muchas otras cosas desde el primer acto).

En definitiva, una película que solo podría gustar a los que se hayan leído las novelas, a los que no les importe ver una y otra vez la misma historia con los mismos clichés, o a los que les atraiga ver una escena entera sobre como Beatrice tira cuchillos, para poder entender en el clímax que es buena tirando cuchillos. Y mientras todo lo que he dicho sobre las heroínas femeninas siga siendo una pauta aceptada, Gal Gadot seguirá siendo Wonder Woman.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X