Batman. El Caballero Oscuro: Forajidos
6Nota Final

Batman persigue a un criminal, una de aquellas persecuciones a las que está habituado. Es su rutina. Algo sale mal, un coche de un civil queda dañado y una (in)oportuna cámara graba a Batman salvando/empujando a un policía. Ya está todo orquestado, un día de acción que no sale como está previsto y todo se va al garete. El gobierno da plenos poderes a altas instancias para desarrollar y controlar ellos la seguridad de las ciudades, Gotham será su ciudad de prueba. Buscarán primero a los justicieros (que ahora son furtivos) y más tarde a los criminales. El estado controlará la ciudad por medio de unas aeronaves silenciosas y todo el mundo quedará a salvo. Evidentemente, esta utopía enmascara otras intenciones, y Batman no será el único perseguido: Jim Gordon, Catwoman, Robin, Nitghwing, La Cazadora, Oráculo y Catwoman; todos tienen un papel que jugar en esta cacería.

Doug Moench y Paul Gulacy han creado esta miniserie que ECC recoge en un solo tomo y que ha sido acogida por el público más que aceptablemente, sobretodo por los veteranos del lugar. Y es que esta pareja (casi se les puede llamar pareja, son amigos íntimos) lleva colaborando más o menos intensamente desde hace ya cuarenta años, sí han leído bien, cuatro décadas. Ambos tienen juntos o por separado algunas muescas bien reseñables en sus revólveres. Así que por parte de un servidor, respect. Pensad, queridos lectores, que en sus cv se pueden encontrar la etapa más mítica de Masters of Kun Fu, la creación de Moon Knight (!!), Moench trabajó en Los Inhumanos de George Pérez, Gulacy tiene una etapa bien larga en la mítica serie Shang-Chi

El problema con el que te enfrentas a esta serie es que por un lado tienes la reverencia que hay que dar a dos pesos pesados, dos leyendas del mundo del cómic y el otro es que uno tiene, de entrada, ciertas reticencias con un tema algo manido. Me explico, la sinopsis de la que parte esta miniserie casi parece un subgénero, y se han hecho trabajos realmente excepcionales con ello. Tenemos al senador Robert Kelly en X-Men, creado por Chris Claremont, y los continuos intentos de hacer realidad el acta de registro mutante. Con los centinelas y las muchas sagas que han protagonizado. También tenemos la famosa macrosaga Civil War en el universo Marvel, escrita por Mark Millar, donde se quiere obligar a todos los héroes a revelar su identidad o serán perseguidos… y, por supuesto, tenemos Whatchmen de Alan Moore, que qué vamos a contar… es LA novela gráfica. Así que este humilde comentarista reconoce que se enfrentó a este tomo con reparos.

Artwork de Paul Gulacy para "Batman. El Caballero Oscuro: Forajidos" ECC

La suerte que tuve es que de entrada ya se ve que los autores sólo quieren entretener, no buscar trascender, no engañan a nadie. Tenemos una estructura clásica de presentación del problema, apuros para todos los héroes, más problemas cuando no se ponen de acuerdo hasta que consiguen hacerlo y entonces una resolución. Un malo muy malo, unos buenos con mucha suerte y un buen giro final. Mucha acción. Eso es lo que le pides al cómic porque es lo que te ofrece, y eso, con los tiempos que corren, es pedir mucho. El dibujo, la disposición de viñetas, la narrativa, los diálogos, son totalmente ajustables a la estructura más clásica que os podáis imaginar. Y no lo digo como algo negativo, todo lo contrario, es una historieta muy entretenida. Gracias señores Moench y Gulacy, gracias por este ratito tan agradable.


Editorial: ECC
Páginas: 160
Precio: 14,95€
Guión: Doug Moench
Dibujo: Paul Gulacy

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies