'Free Your Mind' de Cut Copy
6Nota Final

Siempre me ha resultado complicado escribir críticas de música electrónica. Será por el gran número de variedades i de nombres de estilos, como electro pop, minimal, acid house, house, techno, trance, gaber… O será porque, Depeche Mode a parte, siempre me cuesta acabar un álbum entero de este tipo de música, aunque al final pueda acabar por gustarme. Algún día descubriré por qué, o no, tampoco importa.

Free your mind” es el cuarto disco del grupo australiano Cut Copy, un álbum totalmente sumergido en la época del acid house. Incluso la caratula, con las letras borrosas y los colores vivos, nos hace recordar esos años. Eran los años del segundo verano, donde una nueva ola de “hippies” se abría camino para sustituir a los “otros” que ya se habían jubilado. El éxtasis sustituía a la heroína y el roland se abría camino entre los nuevos instrumentos musicales. Este movimiento tuvo su apogeo nada menos que en el Londres de finales de los años ochenta.

El disco arranca con el tema homónimo ‘Free your mind’, una mezcla de sintetizadores y bongos, alegre como el verano, que nos hace saltar divertidos, mientras el ritmo nos atrapa.

Le sigue ‘We are explorers’, un himno a las posibilidades del ser humano en la pista de baile, que se siente perdido hasta que la luz del sol venga a salvarlo tal como dice la letra “Keep my hands up pointing to the sky until the dailight comes, in to our minds to rescue us”.

Cut Copy

Más adelante, escuchar ‘Footsteps’ es como encontrarse nuevamente con aquella chica o aquel chico que perdiste hace tiempo a causa del humo de la disco y que nunca más volviste a ver. En ese instante, la música que se escuchaba era ‘Rythm is a Dancer’.

In memory capsule’ tiene una gran melodía, solo interrumpida por un coro que la destroza al minuto y 53 segundos, y que da por acabada la canción dado que la misma vuelve sobre sus pasos, repitiéndose hasta el último coro, demasiado largo.

El disco baja de tono con ‘Dark Corners & Mountains tops’, que  nos hace salir del segundo verano para llevarnos a otra dimensión, más lenta, casi de final de la noche, cuando es hora de volver a casa a descansar. Pero solo es una ilusión porque de hecho nos dirigimos al ritmo del siguiente corte, ‘Meet me in the house of love’.

En conclusión, este Free your mind” es un remembering de años ya pasados y, como todos los recuerdos, no presenta nada nuevo a parte de la ilusión de volver atrás en el tiempo. Un buen disco si os gusta la música dance de aquella época, pero que se parece a sí mismo en todas sus canciones. Y desafortunadamente la música dance ha evolucionado tanto que cuesta mucho mirar tan atrás, aunque en ciertos instantes tengo que admitir que lo han conseguido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies