Frozen. El Reino del Hielo
9Nota Final

Los amantes de Disney están de enhorabuena. El cuento que nos trae Disney para estas navidades recupera ese Disney de grandes historias, de bandas sonoras maestras, lleno de leyendas y seres especiales. En “Frozen, el Reino del Hielo”, a falta de una, tenemos dos princesas, dos pretendientes y unos secundarios a la altura de Sebastian y Flounder, Timón y Pumba, o Lumiere y Din Don, el candelabro y el reloj de “La Bella y la Bestia”, película con la que comparte mucho más que su acierto en la creación de personajes.

Una apuesta segura: si os gustó “La Bella y la Bestia” os gustará “Frozen, el Reino del Hielo”. Sus historias guardan cierto paralelismo. No hace falta ser muy avispado para ver a la Bella y la Bestia reencarnados en las dos princesas del Reino del Hielo. El destierro, el miedo a lo diferente, los sentimientos encontrados, la maldad como enemigo interno, la búsqueda del amor verdadero,… Son temas que se repiten una vez más, tratados esta vez con un sólido guión que pese a todo desprende originalidad y, he aquí la principal novedad, modernidad tanto en las formas como en su fondo. Y se le añade el drama, la acción y la comedia en dosis óptimas para que nos quedemos boquiabiertos con esta adaptación del cuento clásico de H.C. Andersen “La reina de las nieves”.

Anna i Elsa, les noves princeses Disney.

La historia es la siguiente: Anna y Elsa son hermanas y residentes en un castillo en el montañoso y costero reino de Arendelle, del que son herederas. De pequeñas se pasaban el día jugando, hasta que de repente un accidente provocó que Elsa fuera apartada de Anna, para ser recluida, y con ella ese misterioso y gélido poder que tanto asusta. La cosa se complica cuando, llegada la madurez, tiene que abandonar la reclusión para dejar de ser princesa y convertirse en Reina. Y a partir de aquí todo es aventura y emoción. En su camino se cruzarán excelentes personajes, como los pretendientes de las princesas (Hans, el príncipe azul-oscuro, y Kristoff, el leñador pica-hielo), aunque el punto cómico viene de seres como Sven, el reno-mascota de Kristoff, o Olaf, el parlanchín y divertido muñeco de nieve encantado.

Grans personatges a "Frozen. El Regne del Gel".

La historia viene apoyada por una gran factura técnica. Resulta impresionante ver qué bien le sienta el 3D a un cuento de estas características. Qué buena la caracterización de los personajes! Qué alucinante la profundidad conseguida! Qué asombroso todo!

Y qué decir de la mejor banda sonora de Disney en años. “Frozen, el Reino del Hielo” es un musical en toda regla, y de los buenos, en los que las canciones no contaminan ni historia ni ritmo, si no todo lo contrario.

Los grandes disfrutareis de la película, pero estoy convencido de que los pequeños la vivirán con entusiasmo, y seguramente se convertirá en todo un clásico de su infancia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X