'No Blues' de Los Campesinos!
6Nota Final

Los Campesinos! son un grupo musical que ha desarrollado su carrera en Cardiff, Gales, aunque ninguno de sus miembros sea galés. No obstante, podemos decir que ellos mismos, como grupo y como sonido, nacieron en Gales.

En Cardiff publicaron en 2008 su primer álbum, “Hold on now, youngster…”, el 2008, y en seguida, en octubre del mismo año, publicaban ya el segundo, “We are beautiful, we are doomed”.

Con el tiempo, la formación se fue ampliando hasta alcanzar la completa actual. Si en el 2006 empezaron Neil a la guitarra, Ellen al bajo y Ollie a la batería, más tarde se añadirían Tom, que asumió el rol de leader, Garret a la voz, Harriet a la voz y violín y Aleks como cantante y teclado.

Antes del nuevo disco que nos entregan ahora, Ellen Wadell dejó el grupo y su ausencia se nota, haciendo que echemos de menos canciones como ‘Death to Los Campesinos’ del lejano 2008.

No Blues” es el quinto álbum del grupo y ya solo viendo la portada, un humo rosa nos asalta los ojos, una explosión que no vendrá reflejada en su totalidad en lo que escucharemos después. Es este un disco sin grandes cambios respecto al pasado, aunque se denota un toque de madurez, es llano y sin grandes emociones.

Los Campesinos!

Sí que resulta un álbum compacto. Tal como dice el título, no es blues si no extremadamente pop y, aunque esté muy lejos de ser una obra maestra, nos regala algunas canciones dignas de aprecio. Destacan ‘For Flotsam’, un tema alegre, o ‘Cemetery gaits’, que empieza lenta y va creciendo hasta hacer bailar a todos, típico del estilo del grupo galés.

La balada ‘Glue me’ es dulce y se deja escuchar desde el principio, una canción que llena de sentimientos hasta el corazón más duro, hasta casi demasiado dulzona, como todo el álbum.

El punto álgido llega con ‘Let it spill’, la mejor canción del álbum según la opinión de quien escribe. Empieza con una distorsión que, por sí sola, vale la canción entera, i tiene un crescendo hasta llegar a ‘And I’m full to the brim. Pull me up to your mouth’ que se va repitiendo hasta el final del tema.

No blues” no necesita muchas escuchas. Al ser un álbum sin grandes riesgos, es muy fácil de escuchar y cogerle el tono, tan fácil que me hace recordar los grandes debates que he tenido delante de una cerveza (o más de una) con los amigos: el gran dilema sobre la música comercial.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies