El director japonés Hayao Miyazaki vuelve al Lido con ‘The Wind Rises’, su nueva película estrenada ya con gran éxito en su país. Ganador entre otros del Oso de Oro de Berlín por ‘El viaje de Chihiro’ y del León de Oro por toda su carrera del Festival de Venecia en 2005, el director nipón sorprende con un melodrama de corte clásico basado en la vida del ingeniero aeronáutico Jiro Horikoshi, que diseñó algunos de los aviones que utilizados por el ejército de su país durante la Segunda Guerra Mundial.

Como en gran parte del cine de Miyazaki, la guerra o la violencia siguen siendo los elementos que destruyen los sueños y destrozan las vidas de sus protagonistas, pero abandona esta vez los mundos imaginarios, el barroquismo visual y la épica habituales de su cine por la ambientación histórica en el Japón y en la Alemania previos a la Segunda Guerra Mundial, la sobriedad y el romanticismo.

Una imagen de 'The wind rises', de Hayao Miyazaki

The wind rises’ es una película de gran belleza visual y suave en el tono, que logra momentos realmente emotivos apoyado en una delicada banda sonora y una parte final prodigiosa. Una filigrana exquisita.

También está basada en hechos reales, ‘Philomena’ del británico Stephen Frears, que ha recibido la mayor ovación hasta el momento al finalizar la proyección de prensa de las películas a concurso de esta edición de la Mostra. Cuenta la historia de Philomena Lee (excelente Judi Dench), una enfermera retirada irlandesa que cuando se quedó embarazada en 1952 fue llevada a un convento de las hermanas magdalenas y tuvo que ver cómo las monjas daban a su hijo en adopción a una familia norteamericana. 50 años más tarde, con la ayuda de Martin Sixsmith(también brillante Steve Coogan), un periodista de amplia experiencia y contactos, decide buscar a su hijo.

Frears, Dench y Coogan en la presentación de 'Philomena' la presentació de 'Philomena'

Como es de esperar y de temer, el contraste entre la poco sofisticada y católica enfermera y el brillante, culto y ateo periodista, se convierte en la excusa perfecta para que el guionista llene la película de gracietas y ocurrencias varias, que buscan provocar la sonrisa del espectador, si bien también neutralizan gran parte de la carga de denuncia en contra de la práctica de las monjas que es el núcleo de la película.

El aparentemente hiperactivo James Franco, además de actor, novelista y artista visual, lleva una carrera como director de cine y presenta en Venecia a concurso ‘Child of God’, tercera película dirigida por él este año: ‘Interior. Leather Bar’ se pudo ver en la sección Panorama de Berlín y ‘As I Lay Dying’ en Un Certain Regard de Cannes.

El atareado James Franco en Venecia

Basado en una novela de Cormac McCarthy, narra el retorno a la cueva de Lester Ballard (Scott Haze), un joven que sin familia y desposeído de su granja familiar, se verá obligado a vivir como un salvaje en los bosques de Tennessee. Sin apenas diálogos y con situaciones de innegable y perturbadora sordidez, la película logra mantener el interés apoyándose en el buen pulso narrativo de James Franco y en la interpretación de su protagonista.

Sin lugar a dudas, la directora Kelly Reichardt es uno de los nombres de referencia del cine independiente de los Estados Unidos de los últimos años.

Night Moves’, su quinta película (ninguna de las cuatro anteriores ha conseguido estrenarse en nuestro país), cuenta la historia de 3 ecologistas radicales, interpretados por Jesse Eisenberg, Dakota Fanning y Peter Saarsgard, que deciden hacer saltar por los aires una presa en señal de protesta por la cultura derrochadora de energía y de recursos en la que vivimos. El conflicto surge cuando los más jóvenes del grupo se dan cuenta de la dificultad de asumir las consecuencias de su atentado.

Dakota Faning y Jesse Eisenberg acompañan e la directora Kelly Reichardt en la presentación de 'Night moves'

A pesar de este reparto de estrellas y de elementos que podrían haber dado lugar a un thriller convencional made in Hollywood, Reichardt mantiene su estilo minimalista, parco en palabras y centrado en los personajes y en su entorno natural. Si bien la película logra momentos de gran tensión en su primera mitad, pierde gas a medida que avanza su metraje, si bien mantiene la eficacia de su crítica al papanatismo de sus protagonistas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per tal d'oferir la millor experiència d'usuari. Si continues navegant estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les mencionades cookies i de la nostra política política de cookies, fes click a l'enllaç per més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies